Tiemblan las Leyes Revolucionarias

Ahora que la Asamblea Nacional (AN) ha quedado en manos de la derecha criolla, muchas son las leyes promulgadas en tiempos de revolución que podrían ser objeto de reformas o de derogaciones. La burguesía apátrida, luego de celebrados los comicios parlamentarios del pasado domingo 6 de diciembre, no se ha quedado de brazos cruzados y ya le está exigiendo a sus subalternos de la autodenominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que comiencen a mover los hilos desde el Poder Legislativo para que cada instrumento legal se transforme y restituya sus privilegios de clase.

Ante este escenario perverso cabe preguntarle a cada ciudadana y a cada ciudadano: ¿Sabe usted cuáles son las leyes revolucionarias que se encuentran en la mira de la oligarquía carroñera? ¿Sabe cómo lo benefician a usted y a los suyos este tipo de herramientas creadas en su mayoría por el Comandante Hugo Chávez Frías y continuadas por el presidente Nicolás Maduro? A continuación un breve listado:

1- Ley Orgánica del Trabajo, de las Trabajadoras y de los Trabajadores (Lottt)

Promulgada por el Comandante Chávez en el año 2012. La misma promueve la construcción de una nueva cultura de trabajo basada en la dignificación y en la promoción de los derechos laborales. Establece diversos beneficios como la retroactividad de las prestaciones sociales, la extensión a 20 semanas del período postnatal, la inamovilidad laboral, la reducción de las jornadas laborales a 40 horas semanales, el derecho a dos días de descanso, la eliminación de los despidos no justificados, entre otros.

2- Ley de Costos y Precios Justos

Promulgada el 22 de noviembre de 2011. A través de la misma se establecen una serie de ordenanzas cuyo fin es restarle privilegios a la clase burguesa y defender los derechos del pueblo venezolano. Prevé la regulación de los precios de los productos básicos; estipula el tope de ganancias en un 30% para los empresarios; impulsa instrumentos legales como las fiscalizaciones, las cuales permiten controlar las prácticas perversas de los establecimientos privados; permite la promulgación de Providencias Administrativas para fijar el precio justo de los productos; etcétera.

3- Ley de Tierras y Desarrollo Agrario

Mediante este instrumento legal, promulgado en 2001, se establece la eliminación del latifundio y se promueve la democratización de las tierras (se le otorga la tierra a quien la trabaja). Es de carácter inclusivo y reivindicativo. Impulsa la creación de unidades productivas, en las cuales los sectores campesinos son los principales protagonistas. Promueve el cultivo de alimentos estratégicos para la nación y el desarrollo rural sustentable de todos aquellos terrenos con vocación de uso agrícola.

 4- Ley Orgánica de las Comunas

Aprobada en diciembre del año 2010. Establece las normas que regulan la constitución, conformación, organización y funcionamiento de las Comunas. Mediante las mismas, las ciudadanas y los ciudadanos, como representantes del Poder Popular, ejercen el pleno derecho de su soberanía y desarrollan la participación protagónica y el autogobierno.

5- Ley de Pesca y Agricultura

Promulgada en marzo de 2008. Regula el sector pesquero y agrícola con el fin de asegurar la soberanía alimentaria de la nación. Promueve la producción, la conservación, el control y el aprovechamiento responsable de los recursos hidrológicos, respetando los aspectos sociales, culturales y ambientales de nuestro país. Declara ilegal la pesca de arrastre.

6- Ley de Tierras Urbanas

Aprobada por la AN en el año 2009. Declara de utilidad pública los terrenos que se encuentren ociosos. La propiedad urbana, según esta ley, tiene función social. Regula el uso y la tenencia de tierras urbanas aptas para el desarrollo de programas sociales, vivienda y hábitat. Los barrios y las comunidades, de acuerdo a lo establecido, se convierten en custodios de las tierras sin uso, para asegurarlas y evitar posibles invasiones.

7- Ley Orgánica del Ambiente

Dada, firmada y sellada en el Palacio Federal Legislativo en el año 2006. Este documento jurídico establece la protección del ambiente del “progreso” capitalista y la inclusión del pueblo en el proceso de mejoramiento del estilo de vida de las comunidades, en aras de la preservación del planeta. Prevé la educación ambiental y la educación ecológica.

8- Ley Programa de Alimentación

Surgida en la 4ta República y reformada durante el gobierno de Hugo Chávez. Esta normativa, pese a los cambios efectuados por la AN revolucionaria, sigue manteniendo muchas características clasistas del período puntofijista. No obstante, en la misma se han establecido nuevos beneficios sociales como los tickets o cupones de alimentación y las tarjetas electrónicas.

9- Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión (Ley Resorte)

Vigente desde diciembre de 2004. Procura la difusión de los valores de la cultura venezolana en todos sus ámbitos y expresiones. Establece la responsabilidad social de los prestadores de los servicios de radio, televisión y de sus relacionados. Promueve y le da rol protagónico a la producción nacional independiente. Sus disposiciones aplican tanto para los medios del Estado, como para los medios privados y los comunitarios, sin distinción.

(LaIguana.TV)

Anuncios

PROPUESTA DE LEY DE AMNISTÍA PUEDE SER IMPUGNADA ANTE EL TSJ

El abogado constitucionalista, Hermann Escarrá, precisó que la propuesta de Ley de Amnistía que tiene previsto aprobarse el próximo año en la nueva Asamblea Nacional (AN), puede ser impugnada ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). Esta declaración fue emitida durante el foro “Constitución del Futuro”, celebrado este martes 15 de diciembre en el Teatro Bolívar de la ciudad de Caracas.

Para Escarrá ha llegado el momento de ejercer a plenitud la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Indicó en este sentido que lo primero que hay que desarrollar son las leyes comunales y el conjunto de instrumentos y herramientas que en esta materia nos legó el Comandante Hugo Chávez Frías. “Ese es el camino a seguir”, aseguró.

Igualmente, acotó que con el poder ciudadano y con el TSJ está garantizada la gobernabilidad en nuestro país. Esa será la única forma de contener las pretensiones desestabilizadoras de la ultraderecha venezolana. “No es verdad que vamos a tener problemas de gobernabilidad”, puntualizó.

A pesar de que la contrarrevolución cuenta con las dos terceras partes de la AN, explicó el exconstituyente, las leyes que estos aprueben no se podrán ejecutar si no se cuenta además con el apoyo del pueblo mediante el voto. “Ellos dicen que van a una enmienda, que tienen el 30% para una enmienda para acortar el período del presidente Nicolás Maduro. Pero eso va a referéndum, eso va a consulta popular. Es el pueblo el que lo va a decidir. Usted lo puede aprobar en la asamblea, pero lo que usted aprueba en la asamblea es la iniciativa. La aprobación o no de la enmienda es de referéndum popular”, expresó.

Durante el foro, llevado a cabo para celebrar los 16 años de nuestra Carta Magna, participaron también el Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, el gobernador del estado Anzoátegui, Aristóbulo Istúriz, entre otras personalidades.

La historia a veces tiembla como la tierra

Este párrafo expropiado de un escrito de mis amigos Gustavo Borges Revilla y Diego Sequera que transcribo a continuación, me apareció de pronto entre una jungla de análisis, nomenclaturas y alegatos, estadísticas y sopas ambiguas de letras, tonalidades prehistóricas -como aquellas entramadas en los conciliábulos universitarios donde medraba la izquierda marxiana y “marxista” sobre la realidad nacional de entonces y sobre la cual se lucieron Ludovico y Núñez Tenorio, Alfredo Maneiro y Pedro Duno-; se me apareció en Misión Verdad, entre tantas lecturas sobre el 6D como una enseña viva para arribar al entrecruce de caminos y detenerme fríamente a decidir qué camino escoger (o desensillar el caballo y esperar que amanezca) y luego continuar y aguardar otra vez y respirar profundo para luego seguir buscando lo que aún no sé encontrar y se me perdió, pero que de algún modo me agita y apresura a pesar de que proclamo entre mis iguales cierto silencio para continuar, descansar, montar una especie de observatorio desde una colina opuesta al enemigo, seguir pensando, cabalgar, volver al origen, porque ninguna ruta es precisa ahora para lograr, sin indignación, sin sacrilegios, sin ni siquiera cuestionar a nadie ni a nada. Luego, sí, arribar a la taquilla donde estará el billete que me conducirá, viaje mediante, con la última mitad del siglo XX a cuesta, al lugar donde habré de recordar todas mis vacaciones, mi pasado como funcionario (de ese tipo kafkiano), como otro hombre transformado en un salvaje urbano, medicado, casi sonámbulo, underground, sediento, proclamando en silencio mi nueva identidad y procurando entre vecinos (o vecinas) y bajo el signo del murmuro el secreto, entre todos, por qué pasó lo que pasó y dónde está Chávez, nuestro Padre de la revolución que hoy le dieron en el plástico de la cédula. Es como llegar de noche a una tribu sin reglas y no saberlo. Dicen Borges Revilla y Sequera sobre lo ocurrido:

“Pero no por eso, toda derrota deja de entrañar su potencia creadora y que ahora pareciera estar secuestrada entre la neurosis y la cola. Se abre una grieta enorme donde las definiciones marcarán la pauta más importante. El aceleramiento de las situaciones por venir no necesariamente presentan lo oscuro, aunque oscuras vayan a ser”.

En esa grieta aludida por los muchachos es dónde está, escondida entre la maleza, la clave. Y seguramente allí estarán otras, concentradas y liberadoras, la fiesta ajena, los corotos del pesebre, lo policéntrico y la verdad local ajada, la experiencia mal entendida, muchas cosas.

Pero en la superficie y lo llano hay una extraña bruma que se clava como una espada en el coraje de mucha gente que habita este país bizarro, que respira este frío de diciembre sobre cuya huella caminamos o levitamos muchos, pensativos, teatrales, espías, que para mí nos llegó como otra forma más de manipulación política, ideológica, enajenante; una gran obra de arte invisible contemplada y confeccionada antes del 6D para espolearnos los sesos, cubierta de un silencio que deja mucho que desear y pensar y que ha intentado sembrar después de que la barbarie obtuvo la mayoría en el Poder Legislativo, la desesperanza, la culpabilidad colectiva, abarcante, siendo víctimas tanto quienes castigaron al gobierno de nuestro presidente Maduro por la guerra múltiple que desplegó el Imperio contra Venezuela y nos ha lesionado seriamente.

Yo, por eso, llamo a no caer en la tentación diabólica. Vamos a hablarnos en nuestra lengua original, la de Chávez, y a no ver escenarios milagrosos: vamos a reflexionar para luchar con fortaleza y sacar como sea a estos impostores, a estos falsificadores, a estos carañeros, a estos miserables. Por nuestros hijos, por nuestros loros y animales domésticos, por Hugo, por Maduro -que debe estar ya arrecho-, por el aire que respiramos tanto fuera como dentro de casa.

Vamos a hablarnos en nuestra lengua original, la de Chávez

El golpe del 11 de abril subió el telón y dejó al descubierto intencionalidades muy claras de losmodus operandis que guardaban los golpistas -algunos, claro, muchos de ellos son unos bobos- aprendidos de los relatos del fascismo como fenómeno político global desde Italia, España, Alemania, hasta llegar a la Argentina, Chile y otras latitudes del mundo y la América Latina.

Un fascismo que logró implantarse tras cruzar el océano mediante ideologías y clases políticas dominantes locales refugiadas en las entrañas de las cúpulas mediáticas de las oligarquías empresariales y eclesiásticas, sindicales, militares y políticas.

Carmona es un buen exponente de este ensayo afortunadamente breve, y claro, también los chicos de Primero Justicia y otra vez los medios de comunicación, que convirtieron a María Corina Machado en la Tintori que se merece Leopoldo López.

Este cuento ya está plasmado en la psicología del venezolano.

Hoy, sin embargo, en medio de la euforia del triunfo electoral que muestra la derecha venezolana, acompañada del Imperio y otros socios, no sólo tienen planteado acorralar desde la Asamblea Nacional al gobierno de Maduro: creo que el propósito ulterior es, en definitiva, dar un zarpazo al imaginario chavista que impera en Venezuela.

Tienen ante sí una imposibilidad psicológica, que es el imaginario mismo y su expresión práctica. El ensamblaje del concepto de PATRIA que dejó Chávez en cada rincón del país no es una película fácil de borrar ni un trapo mojado.

Nuestro gobierno habrá podido cometer muchos errores, pero ese imaginario está incólume en la sangre del pueblo y se siente extensamente en todas las arterias.

No lo olvidemos. No vamos a salir a flote de las ruinas.

La rebelión es nuestra, no de ellos, que son unos saqueadores.

A la carga, camaradas, que ¡Chávez vive y la Patria sigue!

Por: Federico Ruiz Tirado

LAS 10 PROPUESTAS DE BRITTO GARCÍA PARA EL CHAVISMO TRAS RESULTADOS DEL 6D

No hubo derrota popular más dura que el 27 de febrero de 1989. Al rebelarse contra el Paquete Económico del Fondo Monetario Internacional, millares fueron asesinados en las calles, sin que izquierda ni oficialidad patriótica pudieran coordinar esfuerzos para defenderlos.

Casi tan grave como la precedente fue la derrota del 4 de febrero de 1992. Ni masas ni izquierda lograron organizar movilizaciones en su apoyo; decenas de militares patrióticos perdieron vidas o carreras; el triunfo de la derecha parecía definitivo.

Por ahora.

No nos engañemos. La disputa por el poder político en Venezuela es sólo un medio para el control de la quinta parte de los hidrocarburos del planeta.

En esa lucha la oposición acaba de obtener 112 de 167 escaños en la Asamblea Nacional. Tres de ellos corresponden a representantes indígenas, a quienes el bolivarianismo concedió más derechos que cualquier otro gobierno. Son más de las 2/3 y las 3/5 partes que la Constitución exige para medidas de gravedad extrema. No corresponden a un crecimiento de la derecha, que en la elección presidencial de 2013 obtuvo 7.363.980 sufragios y ahora junta 7.707.322, apenas un 4,22% más. Se trata de una abstención del voto bolivariano ante la inacción del gobierno contra corruptos, acaparadores y especuladores.

En Los cuentos del Arañero narra Hugo Rafael Chávez que Fidel le dijo: “Mira, una conclusión que he sacado, tú dijiste en el discurso…”. Y peló por el discurso, el discurso mío lo tenía completico, y un resumen, y analizado por su propia letra, notas y números. Me dijo: “Tú dijiste en tu discurso una frase, una cifra, que hace diez años había en Venezuela seiscientos mil estudiantes universitarios, hoy hay dos millones cuatrocientos mil”. Eso es cierto, un crecimiento de cuatrocientos por ciento.

Pero él tenía una lista larga de avances en educación, de salud, todo lo que hemos logrado, los avances sociales en estos diez años. Y me dijo: “He sacado una conclusión, Chávez. Ninguna Revolución que yo conozca, ni la cubana, logró tanto por su pueblo en lo social, sobre todo en tan poco tiempo como la Revolución Bolivariana”. ¿Saben cuál es la segunda? Así me lo dijo: “He concluido que ustedes no quieren sacarle provecho político a estos avances sociales”.

Formación ideológica. No ha habido experiencias consistentes de escuelas de formación de cuadros. Se ha entregado al pueblo todo: atención médica gratuita, alimentos, medicinas y combustible subsidiados y 900.000 viviendas equipadas en los últimos años, 350.000 pensiones, millares de taxis nuevos, computadoras para los cursantes de educación Primaria y tablets para los estudiantes de Educación Superior, la cual es casi toda gratuita. Por falta de una campaña educativa, una parte del pueblo ha llegado a creer que todo eso cae del cielo, que no presupone un arduo trabajo ni hay que defenderlo, que podrá superarlo el primer demagogo neoliberal que cambie promesas por votos.

A la abstención del gobierno de combatir corruptos, especuladores y acaparadores correspondió la abstención del pueblo de votar.

Pero la ultraderecha trabaja incesantemente con sus errores a favor de la izquierda. Falta un año para las elecciones de gobernadores y Asambleas Legislativas de los estados.

Durante ese año escaso la derecha proseguirá su ininterrumpida acción de 17 años para la destrucción del poder bolivariano. Alegará que la derrota de los bolivarianos es plebiscito que debe obligar a la renuncia del Presidente; convocará contra éste un referendo revocatorio; destituirá vicepresidentes y ministros mediante votos de censura; negará la sanción para la Ley de Presupuesto y créditos adicionales; derogará la Ley habilitante y todas las que consagren beneficios sociales; negará la autorización para celebrar contratos de interés nacional; negará permiso para designar a los jefes de las misiones diplomáticas permanentes. Nombrará nuevos miembros del TSJ, nuevos rectores del CNE y nuevos fiscal general, contralor y defensor del pueblo, en cuanto venza el período de los actuales titulares o éstos sean destituidos con cualquier pretexto. Legislará la restitución a sus cargos con salarios caídos de la Nómina Mayor de PDVSA que intentó destruir la empresa. Dispondrá la reprivatización de todas las empresas estratégicas nacionalizadas. Intentará destituir al Presidente con recursos que no detallamos para no darle ideas.

Pero en el año que falta para las elecciones de gobernadores y Asambleas Legislativas estadales, la derecha puede ahuyentar todos los votos que ha obtenido con engaño aplicando de nuevo las medidas neoliberales que le quitaron el poder y que no puede dejar de aplicar. Continuará subiendo los precios hasta hacerlos incosteables, acaparando, desapareciendo bienes, especulando. Oportunas leyes anularán las prestaciones sociales de los trabajadores, consagrarán los despidos a capricho del patrón y restablecerán los créditos indexados, con intereses sobre los intereses. Otras normas liberarán precios, alquileres, y tasas de interés, aniquilarán progresivamente la educación gratuita, eliminaran subsidios, dispondrán el fin de las Misiones y reformularán el Presupuesto para reducir en más de la mitad el 61% del egreso público que hoy se dedica a inversión social. Leyes de amnistía devolverán la libertad a terroristas, corruptos, sicarios, delincuentes bancarios y paramilitares. La parapolítica impune pasará a ocupar un sitio normal en el cuadro institucional, lista para crear el cuadro de confrontación violenta que sirva de pretexto para una intervención foránea.

La falta de sanción para corruptos, especuladores y contrabandistas de extracción puede así acarrear la pérdida de Venezuela y la de América Latina ¡Qué cara, qué incomparablemente costosa nos está saliendo la impunidad de esos compañeritos!

Antes que preguntarnos qué planea la derecha, resolvamos qué deben hacer las fuerzas progresistas.

– Primero: ejercer el derecho de veto presidencial contra leyes que destruyan derechos sociales o instituciones indispensables para la soberanía.

– Segundo: terminar con la impunidad de corruptos, acaparadores, especuladores y contrabandistas de extracción, sancionándolos en forma ejemplar e implacable, para probar al electorado que se abstuvo, que no hay complicidad entre esos delincuentes y el gobierno.

– Tercero: reformar el aparato comunicacional que está en su poder para explicar de manera eficaz al pueblo el verdadero sentido y las ventajas del socialismo, y hacerle patente lo que el neoliberalismo le arrebatará.

– Cuarto: poner en pie de lucha movimientos sociales, sindicatos y otras organizaciones contra la venidera arremetida neoliberal, que se traducirá en despidos masivos, retiro de derechos laborales y de pensiones.

– Quinto: hacer valer la disposición constitucional que pauta que las conquistas sociales son irreversibles.

– Sexto: extremar las medidas policiales y de seguridad contra el paramilitarismo, que ya se perfila como el brazo armado del neoliberalismo.

– Séptimo: iniciar una profunda reestructuración del Partido Socialista Unido de Venezuela y de otras organizaciones del Polo Patriótico, para corregir fallas, ineficiencias, burocratismos y usos ventajistas del poder.

– Octavo: desechar radicalmente la idea de pactos o componendas “pragmáticas” con el empresariado y la derecha, en vista de los resultados catastróficos de la convivencia hasta ahora aplicada.

– Noveno: reforzar la formación ideológica de los militantes, y la del pueblo en general.

– Décimo: predicar con el más convincente de los argumentos: el ejemplo.

(Por: Luis Britto García)

Venezuela y los procesos electorales desde 1998

Autor: Tercerainformación /Internacional el país.

“Tomando en cuenta las 92 elecciones que hemos monitoreado, yo diría que el proceso electoral en Venezuela es el mejor en el mundo” 1. Estas palabras no las pronuncia Hugo Chávez, ni Nicolás Maduro, ni ningún organismo chavista; esto lo dice el ex presidente de los EEUU Jimmy Carter.

Por otra parte, en un texto suscrito por varios dirigentes políticos españoles, entre los que se encuentran el ex presidente del Congreso José Bono (PSOE) o Daniel Serrano (PP), aseguran: “Creemos que el resultado electoral es fiable por contrastable y porque asegura el ejercicio libre, secreto y universal del voto”2.

El secretario general de la OEA (Organización de Estados Americanos) se pronunció, en su momento, acerca de la posibilidad de fraude en las elecciones venezolanas, sentenciando: “No hemos encontrado ni recibido denuncias precisas de fraude en el proceso y en eso queremos ser claros”3.

“La organización general y el comportamiento de los miembros de mesa garantizaron la privacidad del voto. No hubo situaciones de coacción al votante”4. Estas fueron algunas de las conclusiones de la misión de observadores de UNASUR (unión de naciones de suramericanas).

Estos son sólo algunos ejemplos de personalidades y organismos supranacionales nada sospechosos de ser afín a la Revolución Bolivariana de Venezuela.

Veamos, a continuación, el listado con todos los procesos electorales [5] (elecciones presidenciales, parlamentarias, regionales, municipales; referendos constituyentes, revocatorios, reformas constitucionales) que se han dado en Venezuela desde el primer triunfo de Hugo Chávez (1998) hasta hoy:

* 6 DICIEMBRE 1998: ELECCIONES PRESIDENCIALES -> GANA HUGO CHÁVEZ (MVR): 56,2% 1 MILLÓN DE VOTOS DE DIFERENCIA CON SU RIVAL

* 25 ABRIL 1999: REFERENDO PARA UNA ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE -> “¿CONVOCA UD. A UNA ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE CON EL PROPÓSITO DE TRANSFORMAR EL ESTADO Y CREAR UN NUEVO ORDEN JURÍDICO QUE PERMITA EL FUNCIONAMIENTO DE UNA DEMOCRACIA SOCIAL Y PARTICIPATIVA?”

SÍ: 87,75% NO: 7,26%

* 15 DICIEMBRE 1999: REFERENDO NUEVA CONSTITUCIÓN ->

SÍ: 71,78% NO: 28,22%

* 30 JULIO 2000: ELECCIONES GENERALES

  • PRESIDENCIALES-> HUGO CHÁVEZ (MVR): 59,76% 1.400.000 VOTOS MAS QUE SU RIVAL

  • PARLAMENTARIAS-> MVR+MAS: 98 DIPUTADOS (MAYORÍA ABSOLUTA)

  • REGIONALES-> MVR+MAS+PPT: 15 GOBERNADORES / OPOSITORES: 8

  • MUNICIPALES-> OFICIALISMO: 132 ALCALDES / OPOSITORES: 220

* 15 AGOSTO 2004: REFERENDO REVOCATORIO PRESIDENTE CHÁVEZ -> “¿ESTÁ UD. DE ACUERDO CON LA DESTITUCIÓN DEL PRESIDENTE CHÁVEZ?” GANA HUGO CHÁVEZ CON UN 18,46% DE DIFERENCIA

NO: 59,1% SÍ: 40,64%

* 31 OCTUBRE 2004: ELECCIONES REGIONALES Y MUNICIPALES GANAN LOS PARTIDARIOS DE CHÁVEZ CON UN 58,31% 1.200.000 VOTOS DE DIFERENCIA

  • GOBERNADORES -> MVR+PPT: 20 / OPOSITORES: 3

  • -ALCALDES -> MVR+PPT+MAS+PODEMOS: 270 / OPOSITORES: 64

* 4 DICIEMBRE 2005: ELECCIONES PARLAMENTARIAS ->

  • LA OPOSICIÓN DECIDE BOICOTEARLAS NO PRESENTÁNDOSE

  • LOS 167 DIPUTADOS SON OFICIALISTAS, 114 DEL MVR (PARTIDO DE CHÁVEZ)

* 3 DICIEMBRE 2006: ELECCIONES PRESIDENCIALES -> GANA HUGO CHÁVEZ (POLO PATRIÓTICO): 62,84% 3 MILLONES DE VOTOS MAS QUE SU RIVAL

* 2 DICIEMBRE 2007: REFERENDO REFORMA CONSTITUCIONAL -> SE VOTARON 2 BLOQUES

GANA LA OPOSICIÓN CON UN 1,75% DE DIFERENCIA

  • BLOQUE A -> SÍ: 49,29% NO: 50,7% 117.000 VOTOS DE DIFERENCIA

  • BLOQUE B -> SÍ: 48,94% NO: 51,05% 180.000 VOTOS DE DIFERENCIA

A QUIENES VOTARON POR MI PROPUESTA Y A QUIENES VOTARON CONTRA MI PROPUESTA, LES AGRADEZCO Y LES FELICITO PORQUE HAN COMPROBADO QUE ÉSTE ES EL CAMINO. OJALÁ SE OLVIDEN PARA SIEMPRE DE LOS SALTOS AL VACÍO, DE LOS CAMINOS DE LA VIOLENCIA, DE LA DESESTABILIZACIÓN

HUGO CHÁVEZ, TRAS PERDER EL REFERENDO

* 23 NOVIEMBRE 2008: ELECCIONES REGIONALES Y MUNICIPALES GANAN LOS PARTIDARIOS DE CHÁVEZ CON UN 52,10% 1.100.000 VOTOS DE DIFERENCIA

  • GOBERNADORES -> PSUV: 18 / OPOSITORES: 5

  • ALCALDES -> PSUV+ALIADOS: 272 / OPOSITORES: 54

A ESTAS ELECCIONES SE PRESENTARON 295 ORGANIZACIONES POLÍTICAS Y 491 AGRUPACIONES DE ELECTORES (ÁMBITO MUNICIPAL)

* 15 FEBRERO 2009: REFERENDO REFORMA CONSTITUCIONAL (REELECCIÓN) -> GANAN LOS PARTIDARIOS DE CHÁVEZ CON UN 9,73% DE DIFERNCIA 1.100.000 VOTOS MÁS

SÍ: 54,86% NO: 45,13%

* 26 SEPTIEMBRE 2010: ELECCIONES PARLAMENTARIAS ->

  • PSUV: 98 DIPUTADOS (MAYORÍA ABSOLUTA)

  • PPT: 2 DIPUTADOS

  • OPOSICIÓN: 67 DIPUTADOS

* 7 OCTUBRE 2012: ELECCIONES PRESIDENCIALES -> GANA HUGO CHÁVEZ (GRAN POLO PATRIÓTICO): 55,1% 1.600.000 VOTOS DE DIFERENCIA

* 16 DICIEMBRE 2012: ELECCIONES REGIONALES -> GANAN LOS PARTIDARIOS DE CHÁVEZ CON UN 56,22% 1.000.000 VOTOS DE DIFERENCIA

  • PSUV + ALIADOS: 20 GOBERNADORES

  • MUD (OPOSICIÓN): 3 GOBERNADORES

* 14 ABRIL 2013: ELECCIONES PRESIDENCIALES (POR LA MUERTE DE CHÁVEZ) -> GANA NICOLÁS MADURO (GRAN POLO PATRIÓTICO): 50,61% 220.000 VOTOS DE DIFERENCIA

* 8 DICIEMBRE 2013: ELECCIONES MUNICIPALES -> GANA EL CHAVISMO EL 76% DE LAS ALCALDÍAS 1.000.000 VOTOS DE DIFERENCIA

  • PSUV + ALIADOS: 257 ALCALDÍAS

  • MUD (OPOSICIÓN): 80 ALCALDÍAS

Hay que aclarar ciertos detalles que a algunos lectores les puede confundir:

El MVR es el Movimiento Quinta República, partido político fundado por Hugo Chávez en 1997. Es el partido más votado desde 1998 hasta 2007, año en el que se integra en el PSUV.

  • El PSUV es el Partido Socialista Unido de Venezuela, fundado en 2007 con el objetivo de aunar a todas las fuerzas políticas que apoyan a la Revolución Bolivariana.

  • El GPP es el Gran Polo Patriótico, una coalición de partidos y movimientos sociales de izquierda que apoyan a la Revolución Bolivariana. Creada en 2011, está integrada por PSUV, Partido Comunista de Venezuela (PCV), Moviendo Tupamaro de Venezuela (MRT), Patria Para Todos (PPT)…

  • La MUD es la Mesa de la Unidad Democrática, es la gran coalición opositora a la Revolución Bolivariana. Creada en 2008, está integrada por Acción Democrática (AD), COPEI, Primero Justicia, Proyecto Venezuela, Voluntad Popular…

  • Referendo Revocatorio o revocatoria del mandato, es un mecanismo de democracia participativa por el cual el cuerpo electoral, como titular de la Soberanía popular, puede remover a un funcionario electo antes de terminar su mandato como presidente o alcalde.

Sólo existen tres países en el mundo donde se recoge esta figura en sus constituciones nacionales: Venezuela, Bolivia y Ecuador. En el caso de Venezuela, el artículo 72º de su Constitución prescribe:

“Todos los cargos y magistraturas de elección popular son revocables”.

A pesar del elevado número de procesos electorales celebrados en Venezuela en los últimos 15 años y bajo la atenta mirada de observadores internacionales que han descrito el sistema como fiable por asegurar el ejercicio libre, secreto y universal del voto; la oposición a la Revolución Bolivariana ha denunciado fraude en numerosas ocasiones. Lo que llama la atención de estas denuncias es que se producen sólo cuando han perdido elecciones (si es a nivel nacional) o allí donde han perdido (si es regional o municipal). Así, por ejemplo, tras el referendo revocatorio de 2004, que gana Hugo Chávez con un 18% de diferencia, la oposición denuncia fraude[6]; en 2006, celebrada la elección presidencial en la que resulta vencedor Hugo Chávez con 3 millones de votos más que su rival, la oposición vuelve a denunciar fraude[7]. Lo curioso viene un año después, en 2007, tras la celebración de un referendo para reformar una serie de artículos de la Constitución, en este caso la opción apoyada por Chávez y sus aliados resulta derrotada por una diferencia de 1,75% de los votos; es decir, la oposición logra parar la reforma constitucional por un margen de 118.000 a 180.000 votos. En este caso –y ahí está lo curioso- tanto la oposición como los medias afines (el 85%) festejan “el triunfo de la democracia”, esta vez todo fue justo, limpio… Por su parte, el presidente Hugo Chávez reconoce la derrota y felicita al pueblo de Venezuela por ejercer su derecho al voto (en la opción que sea) y en ningún caso denuncia fraude a pesar del corto margen entre las dos opciones votadas.

El 7 de octubre de 2012 se vuelven a celebrar elecciones presidenciales, la coalición Gran Polo Patriótico liderada por el presidente Hugo Chávez vuelve a vencer con un 55,1% de los votos, esto es, 1.600.000 votos más que su rival opositor Henrique Capriles, que obtiene el 44,3% de los votos. ¿Qué sucede con la oposición? ¿Reconoce los resultados? Como pueden ustedes imaginar, vuelven a denunciar fraude8.

2 meses después se celebran elecciones regionales, hay 23 gobernaciones en juego; el resultado es abrumador: ganan las elecciones el chavismo con una diferencia de 1 millón de votos y 20 gobernaciones a su favor; la oposición vence en 3 estados, uno de ellos el estado de Miranda; en este estado el vencedor es Henrique Capriles (el mismo que perdió las presidenciales 2 meses antes frente a Chávez y que denunció fraude), es elegido gobernador con el 51,83% de los votos. En esta ocasión no denuncian fraude.

El 5 de marzo de 2013 fallece el presidente de la República Hugo Chávez, después de luchar dos años contra un cáncer. Al mes siguiente, el 14 de abril, se vuelven a celebrar elecciones presidenciales. El candidato oficialista Nicolás Maduro vence al opositor Henrique Capriles por 220.000 votos de diferencia, la oposición no reconoce los resultados y vuelve, una vez más, a denunciar fraude9.

8 meses después se celebran elecciones municipales, El oficialismo vence con un millón de votos de diferencia sobre la oposición. De las 337 alcaldías en juego 257 (el 76,3% del total) son para el chavismo; la oposición gana 80. Una de las alcaldías que gana la oposición es la Alcaldía Metropolitana de Caracas, el candidato de la MUD Antonio Ledezma resulta reelecto con una diferencia de 56.233 votos sobre el candidato del PSUV Ernesto Villegas; ejercieron su voto 1.400.000 electores. En esta ocasión, no hubo denuncia de fraude y la mayoría de medios defendían la “legitimidad del alcalde Ledezma” y su “relección democrática”.

Resumiendo, de todos los procesos electorales acaecidos en Venezuela en los últimos 15 años, 21 (entre elecciones y referendos), los impulsores de la Revolución Bolivariana han resultado vencedores en 19 ocasiones; así, la oposición ha ganado en dos ocasiones: las municipales del año 2000 y el referendo de reforma constitucional del año 2007.

Lo que ha caracterizado a la oposición venezolana en estos años no sólo es las derrotas electorales, sino también la denuncia de fraude cuando y/o donde han perdido, seguido de un llamamiento a la repulsa en las calles que en numerosas ocasiones acabaron en actos violentos con decenas de muertos y heridos; por no mencionar las intentonas golpistas abortadas en los años 2002 y 2014, y los numerosos actos de sabotajes dentro y fuera del país.

Ayer  6 de diciembre, se celebró elecciones parlamentarias -como es lógico por el calendario electoral-, la oposición tuvo otra oportunidad –la vigésimo segunda- para vencer al chavismo en las urnas. Qué pasaría si hubiesen perdido de nuevo ¿Volverán a denunciar fraude? ¿Harán otro llamado a tomar las calles? ¿Impulsarán, nuevamente, intentos de desestabilizar al gobierno con sabotajes económicos, propagandísticos…? Estas respuestas no se dieron debido a que contamos con un Consejo Supremo Electoral transparente, que en base a los escrutinios computados benefició a la oposición, aunque algunos testigos internacionales ya estaban cantando fraude, y la misma oposición en muchas otras oportunidades en la que no alcanzaron el triunfo, catalogaron al Consejo Supremo Electoral de fraudulento y de estar parcializado al oficialismo, hoy esta institución si goza de transparencia ya resultaron triunfadores en la AN, triunfo que habían codiciado desde hace 17 años. En cualquier caso, gracias a la Constitución impulsada por Hugo Chávez, la oposición tiene la opción de promover un referendo revocatorio de mandato de Nicolás Maduro para el próximo año, opción que sólo es posible –como se mencionó anteriormente- en Venezuela, Bolivia y Ecuador.

Esta entrada ha tenido leve modificación por criterios propios de isaurajriver.

  1. https://youtube.com/watch?v=rl4z_N2L3nl

  2. http://internacional.elpais.com/int…

  3. http://www.elmundo.es/elmundo/2004/…

  4. http://www.noticias24.com/venezuela…

  5. www.cne.gob.ve

  6. http://www.elmundo.es/elmundo/2004/…

  7. http://fuerzasolidaria.org/?p=1948

  8. http://taringa.net/posts/offtopic/1…

  9. http://internacional.elpais.com/int…

Los diferentes escenarios posibles después de las elecciones del 6D

El Universal- 02 de diciembre de 2015.

En manos de quienes obtengan la mayoría del Parlamento, de 167 escaños, recaerá el poder con el que se podría amenazar o consolidar la llamada revolución bolivariana

Las elecciones de la Asamblea Nacional (AN) del próximo domingo pueden poner sobre la mesa diferentes escenarios, algunos de los cuales podrían cambiar la dinámica política del país tal como se conoce en los últimos 15 años.

En manos de quienes obtengan la mayoría del Parlamento, de 167 escaños, recaerá el poder con el que se podría amenazar o consolidar la llamada revolución bolivariana, el proyecto político ideado por el fallecido Hugo Chávez, y liderado ahora por su hijo político, el presidente Nicolás Maduro.

Al margen de algunas listas independientes, en la liza compiten principalmente dos claros bandos. De un lado los opositores, ansiosos por hacerse un espacio dentro del poder y generar cambios políticos, pero que no han logrado mayores victorias desde que el chavismo llegó al poder en 1999.

Del otro lado, los oficialistas, que desde que este órgano legislador se creó en 2000, tras un proceso constituyente convocado por Chávez y que disolvió el antiguo Congreso, han impulsado desde allí todo su respaldo al Ejecutivo, que no conoce una Cámara en la que no ejerza la mayoría.

El abogado constitucionalista Hermánn Escarrá explicó que el de Venezuela no es exactamente un sistema parlamentario “pero tampoco es un presidencialismo exacerbado”, justamente porque “tiene un sistema de controles, de competencia y atribuciones muy fuertes” en el poder legislativo y de ahí la importancia de estos comicios.

En un primer escenario, si la oposición obtuviera la mayoría simple, que implica la mitad más uno de los 167 diputados, es decir 84 escaños, podría designar la junta directiva de la cámara, que tomará posesión el 5 de enero de 2016, y de la que nunca ha formado parte.

Es precisamente con esta mayoría que la oposición podría aprobar una ley de amnistía que extinguiría la responsabilidad penal que pesa sobre varios opositores presos, entre ellos el líder de Voluntad Popular, Leopoldo López, condenado a casi 14 años de prisión tras las protestas de febrero de 2014.

Asimismo, podría autorizar al Tribunal Supremo (TSJ) el enjuiciamiento del primer mandatario, así como proponer un voto de censura al vicepresidente ejecutivo y a los ministros, planes estos últimos que ya ha dicho tener en su agenda la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Con mayoría simple también se puede designar a los magistrados del TSJ, al fiscal general, al contralor y, en algunos casos, al defensor del Pueblo, aunque, estos cargos ya han sido elegidos recientemente y su remoción solo sería posible si antes hubiera una solicitud expresa del alto tribunal.

El segundo escenario es el de lograr los tres quintos de los escaños, o una mayoría calificada de 100 diputados, que permitiría aprobar un voto de censura del vicepresidente y los ministros, lo que implicaría su destitución.

El tercer escenario, el que confiere mayor poder, sería la mayoría de dos tercios de los asientos, o 111 diputados, con los que podrían llevarse a referendo aprobatorio los proyectos de ley, los tratados, convenios o acuerdos internacionales.

Esa mayoría permite igualmente destituir a los magistrados, en el caso de que cometieran faltas graves que fueran calificadas previamente por el Poder Ciudadano (integrado por el fiscal, el defensor del pueblo y el contralor).

El chavismo, que ya ha gozado de todos estos poderes, especialmente en este último periodo con la mayoría calificada de tres quintos, espera alcanzar al menos una mayoría simple para poder mantener el orden como hasta ahora.

Con esa cuota de respaldo podrían seguir aprobando los créditos adicionales con los que el Ejecutivo cumple buena parte de sus programas sociales y que, por lo general, representan alrededor de 50 % del presupuesto de la nación.

De lo contrario, cabría aún otro hipotético escenario que sería usar la actual mayoría de 100 diputados oficialistas para que el Parlamento apruebe poderes habilitantes al presidente antes de que se constituya el nuevo, lo que le permitiría dictar leyes y decretos sin necesidad de que esos instrumentos pasen por la Cámara por hasta un plazo de año y medio.

Este paso tendría que concretarse antes del 4 de enero, el último día en el que el actual Parlamento está autorizado para aprobar leyes.

Esta opción, sin embargo, puede ser derogada por la mayoría que constituya el nuevo Parlamento al día siguiente de su toma de posesión.

Escarrá, que formó parte del equipo constituyente que elaboró la actual Carta Magna venezolana en 1999, señala que aunque “todos los poderes son importantes sin lugar a dudas, este -el legislativo- es un poder especialísimo de la democracia”.

Respecto al referendo revocatorio del mandato presidencial -una opción dejada entrever por algunos opositores-, el jurista precisó que solo sería posible con la decisión popular y no a través de una iniciativa legislativa.

En cambio, sí “podría iniciar el juicio político, o podría iniciar el proceso de vejación constitucional, que es lo que llamamos aquí en Latinoamérica el abandono constitucional del cargo”, explicó.

 

Entender la influencia cristiana

Autor: Miguel Rodríguez Torres

Entender la influencia cristiana en una revolución requiere un esfuerzo importante en el estudio del legado de Jesús, de la razón de su humanización y las interpretaciones que se han desarrollado con el paso del tiempo sobre tal fenómeno histórico, humano y divino.
La espiritualidad cristiana tradicional, por efecto de muchos estudiosos y teólogos que en siglos han tratado de descifrar el mensaje y la intencionalidad de Dios, esta signada por una visión apocalíptica de la vida, por la renuncia, el sufrimiento, la autoflagelación con miras a alcanzar la vida eterna. Ejemplo de esto lo encontramos en Tomas de Kempis, autor de la Imitación de Cristo, donde señala:
“…Si hubiera algo mejor y más útil, para el hombre, que sufrir, Jesucristo nos lo hubiera enseñado con sus palabras y su ejemplo…”
Tal afirmación ha sido tomada por sectores escépticos, defensores de la inmanencia y la inexistencia de la trascendencia, para descalificar al cristianismo y hacerlo ver como una religión arcaica, signada por un Dios que pide sangre, sufrimiento y sacrificio humano permanente para satisfacer su necesidad sádica de dolor.
Así fue interpretada en otros procesos revolucionarios del mundo, donde convirtieron los templos hasta en baños públicos, persiguieron a los cristianos, abolieron las religiones para tratar de convencer al mundo de que el ser humano es bueno y es la sociedad quien lo daña, que sus valores, buenos o malos, proceden exclusivamente de su condición de ser humano y no tienen relación alguna con la existencia espiritual. Tal enseñanza se hizo dogma, y asumió posición en el otro extremo de la espiritualidad tradicional.
De ambos extremos me deslindo y busco una interpretación más racional (dado que dicha racionalidad me la dio Dios mismo) de Dios y su encarnación Jesucristo. Lo tradicional pone el peso máximo a la crucifixión, a la muerte de Cristo, en este escrito daremos un rol fundamental a la encarnación, a la presencia de Dios hecho hombre en la tierra y su mensaje, acompañado de una acción permanente, coherente y dirigida fundamentalmente a los más necesitados, los más pobres, los excluidos de todos los tiempos.
Dice José Catillo en su libro espiritualidad para insatisfechos: “Ahora bien, esto significa que la fe cristiana es no solo fe en Dios y adhesión incondicional a Dios. No solo fe en Cristo y adhesión incondicional a Cristo. Además de todo eso e inseparablemente de todo eso, la fe cristiana es, con el mismo derecho y la misma exigencia, fe en lo humano y adhesión incondicional a lo humano”.
De tan extraordinaria interpretación que no niega, que no excluye, sino que suma, integra y abre las puertas de una visión humanizante y mucho más atractiva a los seres humanos, se asume en nuestra revolución una espiritualidad cristiana que debe orientar permanente y éticamente nuestro accionar.
Así vista nuestra espiritualidad, estamos obligados a entender que el poder no es más que una herramienta de servicio al ser humano en comunidad, que no puede acercarse al atropello, la violación de derechos humanos y mucho menos hacia quienes están más lejos del poder: los pobres. Asumiendo como primer dogma de nuestra fe que no puede encontrar a Dios quien cause sufrimiento a sus iguales.
El Cmte. Chávez siempre actuó en este marco de servicio al más pobre, asumiendo el ejemplo eterno de Jesús y viviendo la espiritualidad desde una visión no religiosa, autentica y activa en el uso del poder para humanizar al máximo a quienes siempre estuvieron casi en la deshumanización.
Vemos así como se erradicó el analfabetismo, que no es más que la indiferencia de quienes siempre necesitan de la ignorancia para su beneficio, elevó de manera exponencial la matricula escolar, entendiendo y asumiendo que no es la lucha armada el catalizador ideal de la revolución sino la educación, mejoró los niveles de alimentación de aquellos que comían una vez al día y hasta menos, dignificó a millones de seres humanos con un techo para vivir, en fin, humanizó, cristianizó nuestra revolución bolivariana.
De modo pues que veamos el cristianismo no como un camino de sufrimiento, negación y dolor sino como el verdadero camino de alegría, amor al género humano (en su máxima representación, Jesús), de servicio a la comunidad y como dice Castillo: “los seres humanos encontramos a Dios en la medida, y solo en la medida, en que defendemos la vida, respetamos la vida y dignificamos la vida”.
Dios no quiere que suframos, solo acepta el sufrimiento que proviene de nuestras angustias y mortificaciones por quienes tienen más necesidades que nosotros.