SITUACIÓN ECONOMICA, POLITICA E INTELECTUAL DE EUROPA DESDE MEDIADOS DEL SIGLO XVIII

SITUACIÓN ECONOMICA, POLITICA E INTELECTUAL DE EUROPA DESDE MEDIADOS DEL SIGLO XVIII

Contenido:

Antecedentes

1.- inicios de la Revolución Industrial

2.- Crisis del Absolutismo

3.- Los Conflictos Internacionales

4.- Filosofía de la Ilustración

Antecedentes

El siglo XVIII es, en el panorama general de las relaciones del Occidente, el espacio cronológico, especialmente en su segunda mitad, en que la comunidad europea entró a experimentar las consecuencias de cambios profundos. Estos cambios fueron presentándose sucesivamente en los órdenes de la vida ciudadana, pero especialmente en lo político, social y económico; y que son proyecciones hacia la América, sobre todo en la América Española, sirvieron para transformar los esquemas que, a esos niveles, venían rigiendo la actividad de los pueblos.

A partir de los años que confirmaron los finales de este siglo, las naciones empezaron a avanzar hacia su propio destino y hacia metas de desarrollo que cambiaron completamente los programas del Mundo de Occidente.

De esos años destacan la Revolución Industrial, La Filosofía de la Ilustración, La Revolución Francesa, la Independencia de los Estados Unidos; estos acontecimientos fueron el caldo de cultivo para los grandes sucesos revolucionarios de la América Española que desembocaron en la primera mitad del siglo XIX, en la Independencia de la América Española y el surgimiento de las nuevas naciones.

1.-  Inicios de la Revolución Industrial

La invención de las primeras maquinas en Inglaterra, que abrieron los causes a la producción mecánica, fue el punto de partida para la transformación del sistema de producción de bienes de consumo o de servicio, que dio lugar  la llamada Revolución Industrial o Maquinista.

Esta revolución debe ser entendida como el movimiento y cambio operado en lo industrial y económico, con la invención y aplicación de la maquina en las tareas industriales.

Naturalmente que su aparición de la economía de las naciones, produjo desequilibrio en el orden familiar, pues muchas de esas maquinas sustituyeron la mano de obra, trayendo como consecuencias gran numero de desempleo, cuya condición significó graves problemas a nivel social.

La revolución maquinista fue el producto de la acumulación de los sólidos capitales, proporcionados por la actividad marítima y colonial: ella favoreció en alto grado el avance de los pueblos en los cuales el maquinismo operó grandes transformaciones. Los primeros avances se tuvieron con la actividad textilera , especialmente en la industria del algodón, con el invento de las maquinas de hilar (años 1765 y 1774) y las maquinas de tejer (entre 1733 y 1785). Otros importantes inventos de la época fueron: la maquina sembradora, la trilladora, la desmotadora de algodón, la segadora, la bomba de vapor, la lanzadera volante.

Estas maquinas, al aplicarse a las labores industriales, propiciaron la concentración industrial en las que se distinguieron las masas obreras especializadas y la destrucción de los antiguos talleres manuales, al transformarse éstos en fabricas de producción de artículos en serie; todo ello,  junto a nuevos medios de transporte, abarató el producto e hizo más condensada la riqueza.

Así nació la gran Industria en la que se hizo gran inversión de capital: las características propias de estas nuevas proyecciones le dieron fuerza al desarrollo de las naciones europeas; porque con esos inventos, no solamente se agilizó la producción de artículos para el consumo sino que aceleró la rapidez en la entrega. Pues los nuevos medios de comunicación que con la invención de la máquina de vapor, lograda por Watt y la mejora de su diseño establecida por Fulton, dieron origen a los ferrocarriles y a los vapores. Estos medios se perfeccionaran luego con el descubrimiento y la aplicación de la maquina dinamoeléctrica (Gramme) y el motor de explosión inventado por Lenoir y Diessel.

Finalmente, la aplicación de la electricidad lograda a mediados del siglo XIX, agilizó todo el proceso industrial de las naciones reforzando los logros de la Revolución Industrial.

Los inventos logrados para el campo como la segadora, la cosechadora) abrieron grandes perspectivas para la actividad en la agroindustria.

 1.1.- Consecuencias de la Revolución Industrial o Maquinismo

Grandes transformaciones sufrieron los pueblos de la época, con el cambio de patrones económicos con los nuevos elementos de producción. Estos ahorraron los esfuerzos del trabajo de miles de obreros; ello se proyectó hacia una mayor producción. Y consecuencialmente, mayor oferta de artículos a más bajo precio por la producción en serie.

a.-  Pero a pesar de estos beneficios singulares, la aparición del maquinismo en el panorama económico mundial produjo desajustes sociales, agudos, problemas y luchas en el campo laboral. Hasta esa época se remonta el enfrentamiento del hombre y la maquina; lo que dio lugar al surgimiento de dos posiciones irreductibles: la que considera que el valor de la producción está en la mano de obra y la contraria que enseña que ese valor reside en las maquinas, las cuales producen los diferentes artículos con que se atienden los mercados.

Ya vendrían posteriormente, posiciones que propugnaban la propiedad de esas maquinas para el trabajador (pueblo), en lugar de estar bajo la propiedad de los industriales.

b.- La revolución maquinista, además produjo otras consecuencias: tales como, la necesidad de formar grandes capitales para la instalación de nuevas fabricas. Porque de acuerdo a esto, debía incentivarse todo cuanto aumentara el capital para que aumentaran los beneficios rendidos por éste.

Ello dio base para lo que se llamó posteriormente el Gran Capitalismo Industrial que abrió los caminos para la creación de las primeras grandes sociedades anónimas, como bancos, compañías de navegación, complejos industriales, etc.

c.- La consecuencia más importante del maquinismo fue precisamente el Gran Capitalismo, que no fue más que el promedio de poseedores de capital sobre los que presentan la técnica o aportan el trabajo.

Este Gran capital se presentó en variadas formas, aún existentes:

1.- Capitalismo Liberal, es aquel que está establecido sobre la base de la oferta y la demanda y cuya finalidad es lograr mayores beneficios mediante la explotación obrera.

2.- Capitalismo Estatal, es aquel en que el Estado es el mayor empresario capitalista, cuyo éxito lo toma de la mayor explotación a los trabajadores a quienes se tiene como maquinas, exigiéndoles el máximo rendimiento.

3.- Capitalismo Social, es aquel que se entiende como que la empresa debe estar conformada por todos los adscritos a ella, dando participación en sus beneficios a la masa trabajadora que opera en ella y para ella.

4.- Capitalismo Popular, es aquel que busca que los obreros sean accionistas de la empresa a que pertenecen.

d.- Otra consecuencia de significación derivada del maquinismo fue la aparición del Gran Comercio: que se entiende como el acelerado avance y desarrollo del tráfico de productos a niveles nacional e internacional.

Este Gran comercio estuvo siempre en manos del Estado y de los grandes capitalistas y, desde luego, sustituyó al comercio domestico, al comercio local y a los monopolios oficiales que eran la constante económica en los años anteriores a la aparición del maquinismo.

Característica resaltante fue el hecho de que el precio dependía de la oferta y la demanda; no había precios estables: cambiaban de acuerdo al material producido y a las ventas realizadas.

Los impuestos aduanales eran pocos y esto ayudó a la actividad económica.

Por estas características y, especialmente por la mayor producción y mayor diversificación de productos, el Gran comercio tuvo como espacio los ambientes internacionales.

e.- Otras repercusiones de la revolución industrial fueron netamente fijadas en el orden social. En efecto, estos cambios en el campo de la industria y el comercio produjeron de inmediato el surgimiento de dos clases sociales de carácter económico: La burguesía, cuya integración la conformaron los capitalistas, los industriales y todos los que controlaban los medios de producción y El proletariado, formado por los trabajadores (obreros en general) explotados por quienes controlaron el capital.

Desde luego la aparición de estos dos grandes bloques socio-económicos abrieron paso a la llamada “cuestión social”, que se entiende como el summum de los problemas del sector proletario ante la ausencia de políticas de protección para la clase obrera y lo relacionado con el trabajo de la mujer y el niño.

2.- Crisis del Absolutismo

Se ha de recordar que el sistema absolutista era la forma de gobierno monárquica, dentro el cual los reyes gobernaban a su antojo y de acuerdo a su criterio o el de sus más cercanos funcionarios. Ello significa que en esa forma de gobierno el Rey era la personificación del Estado, quien en sus atribuciones político-administrativas concentró todo su poder y ejerció la autoridad de modo arbitrario y despótico.

La personificación de esa forma de gobierno fue el rey de Francia, Luis XIV quien acuñó la célebre frase: “El Estado soy yo”

El régimen absolutista surgió en Europa como consecuencia del fracaso presentado por el sistema feudal, que favoreció el proceso de crecimiento de los poderes y privilegio de los monarcas. Modelos de monarquías absolutistas fueron: Inglaterra, Francia y España, naciones en las que los respectivos monarcas dirigían todo lo relacionado a la política y leyes, así como lo económico-fiscal. Esos altos gobernantes no rendían cuentas ante ningún otro personaje o institución y el pueblo que carecía de derechos, si tenía la grave obligación de obedecer y respetar todo cuanto dictase la autoridad real: incluso todo aquello que fuese en contra de los intereses del pueblo como súbdito, sin que éste pudiese defenderse.

Naturalmente, que esta situación era intolerable para el pueblo que cada día era acogotado con insufribles impuestos y excesivos abusos de autoridad: con ello se fue generando un fermento de gran explosividad, alimentado con la necesidad imperiosa de cambios, por la dinámica social, y azuzado por los principios filosóficos y políticos de la Ilustración.

2.1.- La Revolución Francesa

2.1.1.- El hecho más importante para erradicar el sistema absolutista fue la Revolución Francesa, que estalló en Francia en 1789.

La revolución Francesa trajo cambios en la organización de los Estados o Naciones. Estos cambios se realizaron en el campo político, económico y social.

2.1.2.- La revolución Francesa destruyó los esquemas del absolutismo y Feudalismo; con la implantación de la libertad de trabajo, de la iniciativa privada y el aumento de la producción se abren cambios nuevos en el campo de la economía, de la industria y el comercio.

2.1.3.- La Revolución Francesa atacó el Derecho Divino en el cual los reyes basaban su dominio y mando: ya no eran elegidos por Dios y no eran inamovibles.

2.1.4.- igualmente se tuvo, con la Revolución, la consagración y difusión de los derechos del hombre (la libertad, la igualdad, la fraternidad, la propiedad privada, la soberanía popular, etc.). Es desde entonces cuando se reconoce en los pueblos el derecho a escoger sus gobiernos, mediante el sufragio.

2.1.5.- Con la Revolución Francesa quedan abolidos los privilegios y se consagra el derecho fundamental de la igualdad de los ciudadanos ante la ley.

La Revolución Francesa abre las puertas a los gobiernos republicanos.

2.1.6.- Finalmente desde aquellos días se establecieron los Tres Poderes: el Legislativo, Ejecutivo y Judicial; se fijó institucionalmente el estado civil y la unidad legislativa y se definió y se reforzó el concepto de nación.

3.- Conflictos Internacionales

En la medida que todas esas consecuencias se fueron ampliando en las naciones europeas, las que mayores recursos y potencialidad económica lograron, con el desarrollo de los de los nuevos prospectos y esquemas económicos, se impusieron con insaciable sed de expansionismo mediante el dominio en grandes extensiones de territorio en Asia y América, especialmente en este ultimo continente.

Los países que se veían amenazados buscaban la manera de defenderse para no perder los territorios que habían conquistado en siglos anteriores.

Los choques armados no tardaron en presentarse y la guerra internacional fue práctica  insistente para dominar o para defender territorios.

Las guerras internacionales más resaltantes fueron las sostenidas entre los ingleses y las trece colonias inglesas ubicadas en América del Norte; y la guerra sostenida por España contra las colonias ubicadas en Centro y Sur-América. Ambas. Ambas contiendas desembocaron en la independencia absoluta de las colonias contendientes y el nacimiento de nuevos Estados.

Significativa es también la permanente guerra de guerrillas marítimas que la piratería sostenía en forma permanente contra las embarcaciones provenientes o con destino a Europa, desde el continente Americano. En esa constante lucha bucanera tomaron parte Holanda, Francia, Inglaterra y España: unas para imponerse sobre otros territorios, como el caso de Inglaterra sobre las colonias francesas y españolas del Norte de América, de las que finalmente se apoderó; otras para mantenerse en los territorios usurpados a España, como Holanda y la misma Inglaterra; otras para mantenerse firmes en su derecho de posesión como Francia y España.

Todo ello alimentó el deseo de independencia que se fue afirmando en la conciencia de los pobladores de toda la América, que, con el ejemplo de la Revolución Francesa y del establecimiento de los Estados Unidos de Norte América, se lanzaron a la conquista de sus propios derechos y en ese empeño, triunfaron.

4.- La Filosofía de la Ilustración

La conocida Ilustración fue un movimiento habido en Europa durante el siglo XVIII (por ello se le llamó siglo de la razón o de las luces), que tuvo como primer objetivo conducir la vida de los pueblos bajo la luz de la razón, con la pretensión de erradicar toda la influencia de la fe y el principio de autoridad en las gentes.

Es también conocida esa época como la Era del Racionalismo, porque en esos años los estudiantes filosóficos se apartaron de los principios y concepciones escolásticas y los estudios teológicos pasaron a ser materia de menor importancia. Aquellos principios se vincularon más con las ciencias que mostraban un despertar y con lo que dictase únicamente la razón.

La filosofía de la Ilustración trajo reformas en el campo de las ideas, ya políticas o religiosas; pero también los niveles sociales y morales se mostraron altamente influenciados por ese movimiento, que logró su mayor esplendor en el siglo XVIII, especialmente en su segunda mitad.

El mayor esplendor se tuvo con sus creadores: Bacon, Descartes, Voltaire, Montesquieu y Juan Jacobo Rousseau, como los más exaltados racionalistas que adquirieron y ejercieron importantísima influencia.

a.- Francisco Bacon:

Filósofo inglés, afirmaba en sus enseñanzas y especialmente en su Nuevo Órgano, que para llegar a una verdadera observación, experimentación y clasificación de los fenómenos, era necesario apartarse del escolasticismo. Esa era la única manera de llegar a la deducción de las leyes convenientemente. Es el creador del método inductivo.

b.- Renato Descartes:

Nacido en Haya, expuso la doctrina cartesianista, establecida en la duda metódica. Fue desde entonces conocido su célebre aforismo: “Pienso, luego existo”, con lo que se impuso un nuevo método de raciocinio. Fijó las bases de la metafísica moderna y su exposición filosófica.

c.- Francis Marie de Arouet:

Mejor conocido como Voltaire, parisino, fue uno de los más resaltantes críticos, literatos y filósofos de su época. Fue el Autor de las Cartas Filosóficas, en este trabajo expuso su racionalismo.

Defensor de la religión natural, fue un insistente exponente de que se debe rechazar toda idea religiosa que no admita la razón.

Criticista en alto grado, con sus doctrinas y enseñanzas, socavó las bases de las monarquías europeas y abrió paso firme para el estallido de la Revolución Francesa.

d.-  Juan Jacobo Rousseau

Nacido en Ginebra, se mostró acérrimo defensor de los derechos soberanos del pueblo, frente a la teoría del origen divino de la autoridad. Con sus obras “El Emilio” y “El Contrato Social”, influyó notablemente en la Revolución Francesa y en los cambios habidos en Francia posteriormente.

e.- Carlos de Secondat, Barón de Montesquieu:

Fue un ilustre publicista francés, profundo pensador que con sus obras: “Espíritu de las Leyes”, “Cartas Persas” y “Grandeza y Decadencia del Imperio Romano”, se proyectó como uno de los más determinantes hombres de la época de Ilustración.

Toda esta profusión de ideas y doctrinas logró sistematizarse en La Enciclopedia, diccionario que contiene todos los conocimientos de aquella época, expresados en forma atractiva y en fácil estilo que puso al alcance de todo público lector, todo cuanto significó la idea racionalista.

La influencia de esta publicación fue de amplísimas consecuencias para la expresión cultural y, con su marcada e intransigente heterodoxia, abonó el campo para la descristianización de la sociedad de la época.

De esta época racionalista es el Criticismo y las Nuevas Doctrinas Económicas, con  el Liberalismo Económico, a la cabeza de ellas y las Nuevas Doctrinas o teorías políticas de la época.

f.-  Enmanuel Kant, alemán, creador de la ideología,” El Criticismo” que con su racionalismo critico sustituyó el racionalismo dogmatico de Descartes. Kant afirmó que la experiencia sin la razón es ciega y la razón sin la experiencia se mueve en el vacío. Con estos postulados atacó de frente al racionalismo francés y el empirismo inglés y presenta, a su vez, la  necesidad de examinar la capacidad, el valor, y las limitaciones de la razón humana, para llegar al exacto conocimiento de la realidad.

Todas estas inquietudes y enseñanzas llevaron a la aparición de nuevas ideas, especialmente, en el campo económico y en lo político, que influyeron de forma notable en los cambios operados en las naciones europeas y en los pueblos americanos, aun cuando en estos, esos cambios se presentaron más lentamente.

Lo resaltante en el campo económico se tiene en el fisiocratismo y el liberalismo económico. El fisiocratismo propiciado y defendido por los franceses Vicente Gournay (1712 – 1759) y Francisco Quesnay (1694 – 1774); enseñaría que la tierra y la minería eran la mayor riqueza de los países; que el Estado no debía intervenir en el comercio de esas riquezas, o intervenir poco, para que hubiese desenvolvimiento normal en las reglamentaciones que regían al mercado de los productos derivado de esas riquezas.

Gournay, de su parte, informaba que la tierra, como fuente de riqueza de la industria y el comercio, debía estar libre de las reglamentaciones que se imponía a sus productos; que el Estado no debía intervenir en la producción ni limitarla; y que la tierra debía pagar impuesto, sin distinción de propietario. Se opuso Gournay a todo tipo de monopolio y afirmó, con razón: que todo tipo de limitación a la producción era contraria al desarrollo del país.

Lo relacionado con el liberalismo económico, doctrina expuesta y definida por Adams Smith (1723 – 1790) en su obra Riqueza de las Naciones, se debe entender como que la mayor parte de la riqueza de un pueblo es su trabajo, pues la tierra sin este nada produce; por consiguiente, el trabajo debe ser libre, retribuido proporcionalmente según su calidad y garantizado por el Estado.

En la expansión del trabajo debe haber especializaciones para aumentar la producción; y cada una de las actividades en los diferentes campos tiene igual valoración e importancia económica.

Esta doctrina, en su aplicación, fue un paso adelante hacia la creación de mejores y m{as efectivas maneras organizadas para lograr mayores rendimientos y, sobre todo, influyó en el establecimiento de los aspectos de naturaleza laboral en las legislaciones posteriores.

Y en cuanto a las nuevas teorías políticas, ellas tuvieron su raíz en este movimiento, formado en torno a los pensamientos filosóficos de los más resaltantes filósofos de la época. Ellas fueron causa formal de los más importantes movimientos revolucionarios políticos de finales del siglo XVIII.

Los principales ideólogos del Liberalismo Político fueron, entre otros, Juan Locke (luchador ingles contra el absolutismo de los reyes), quien en una de sus publicaciones,” Tratado de Gobierno Civil” expone y defiende el derecho que tienen todos los hombres sobre los mismos derecho de propiedad, libertad e igualdad. Los gobernantes son solamente representantes del pueblo: éste los elige para funciones de gobierno, como consecuencia de un tratado implícito entre pueblo y gobernantes. Y si un gobierno, escogido por el pueblo, no cumple con sus funciones o presenta abusos de autoridad, el pueblo que lo eligió debe levantarse contra ese gobierno y hacerse respetar en sus intereses.

Pertenece también a la esencia misma del Liberalismo Político, Montesquieu, ya nombrado anteriormente, pues es el teórico fundador de la doctrina de los Tres Poderes, como fuerza para enfrentarse al despotismo. Afirma que las monarquías deben estar limitadas por una Constitución y que toda ley debe ajustarse a los países para los cuales se establecen. Según las necesidades que presentan y de acuerdo a su naturaleza. Así como ajustados a los tiempos en que se vive.

Los principios de la libertad y de la igualdad que en estas teorías se consagraron, fueron y siguen siendo el basamento firme en el que se sostienen los sistemas democráticos que rigen en las naciones.

De todo ello surgió el Despotismo Ilustrado que fue un movimiento organizado y dirigido por los monarcas para imponer, en sus respectivos Estados, las reformas propuestas por los filósofos y criticistas, en beneficio de los gobernados.

El tema del Despotismo Ilustrado era: “Todo para el pueblo, pero nada con el pueblo”.

Los más destacados monarcas impulsadores del Despotismo Ilustrado fueron: Carlos III, en España; Federico II, en Prusia; Catalina II de Rusia. Esta política sirvió para lograr mejoras sustanciales en beneficio de los pueblos. Así se vieron florecer la agricultura, el comercio y la industria, con disposiciones reales que fueron verdaderamente efectivas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s