El Real Consulado

El Real Consulado

Los Consulados eran corporaciones de mercaderes con facultades para dictar ordenanzas reguladoras de su propia organización y de los negocios comerciales.
El Real Consulado de Caracas, creado el 3 de julio de 1793, vino a representar a la Casa de Contratación en el territorio de la Capitanía General, con funciones de Tribunal de Comercio y de Junta de Consulado. Tenía representantes en Maracaibo, Puerto Cabello, Coro, Cumaná, Margarita y Trinidad.
La elección de las personas a ocupar los cargos la realizaban los blancos criollos, quienes monopolizaban las más altas posiciones del organismo.

Funciones del Real Consulado

Entre las funciones del Consulado estaban:
1. Conocer y decidir sobre los pleitos mercantiles que surgían entre comerciantes. De sus fallos solo se podía apelar al Consejo de Indias.
2. Debía, proteger la economía, fomentando el comercio, la agricultura, la ganadería, la construcción de caminos, el mejoramiento de los puertos y la navegación fluvial, la introducción de maquinarias y herramientas, etc.

De dicho organismo emprendió una serie de iniciativas que se concretaron en obras de gran significación, tales como:
­

  • Otorgó créditos a criadores y hacendados, contribuyendo así al fomento de las actividades agrícolas y pecuarias.
  • Construyó caminos, como los que conducían de Caracas a La Guaira, y a los Valles de Aragua y a Puerto Cabello.
  • Acondicionó los Puertos de La Guaira, Puerto Cabello y Maracaibo.
  • Realizó levantamientos de mapas de áreas agrícolas.
  • Efectuó trabajos de mantenimiento y limpiezas de los ríos: Yaracuy, Neverí, Tuy, Manzanares y otros, con el objeto de mejorar y dar mayor seguridad a la navegación fluvial.
  • Construyó canales de riego en los Valles del Tuy, del Manzanares, de Aragua y en la Depresión de Barlovento.
  • Proyectó la creación de una academia con cátedras de física y matemática y la introducción de una imprenta.
Anuncios

La Real Audiencia de Caracas

La Real Audiencia de Caracas

La Real Audiencia de era un tribunal con funciones judiciales y de gobierno, que estaba presidido por un Regente, cargo honorifico desempeñado por el Capitán General.

Como tribunal de justicia la Real Audiencia podía juzgar; en segunda y tercera instancias, los fallos previos de tribunales inferiores; y en primera y segunda instancias casos especiales, como por ejemplo, los rebelión y tradición.

Sus funciones de gobierno estaban referidas a la vigilancia y fiscalización de los altos funcionarios y el asesoramiento del Capitán General, a través de reuniones semanales de consulta.

En el siglo XV se crearon once Audiencias, dos más en el siglo XVI y otra en el siglo XVII: la de Caracas.

Audienciass

Creación de la Audiencia de Caracas

La Real Audiencia de Caracas fue creada mediante Real Cédula de Carlos III. Las provincias que integraron lo que es actualmente el territorio de la República Bolivariana de Venezuela no contaban con Audiencia propia para resolver los litigios que se suscitaban, teniendo que recurrir sus habitantes a Audiencias foráneas como las de Santo Domingo y Santa Fé de Bogotá.

Importancia de la Creación de la Real Audiencia

La creación de la Real Audiencia de Caracas acabó con los grandes obstáculos que entorpecían la administración de justicia en las provincias venezolanas, al quedar esta función centralizada en ella.

Centralizar la administración de justicia de las provincias de la Capitanía General contribuyó significativamente a la integración territorial de lo que más tarde sería la República de Venezuela.

Enriqueció de manera notable la cultura jurídica de Venezuela, lo que originó la aparición del Colegio de Abogados y de la Academia de Derecho Público y Español.

La Capitanía General

La Capitanía General

La Capitanía General de Venezuela fue creada el 8 de septiembre de 1777, como consecuencia de esto, las provincias de: Caracas, Cumaná, Margarita, Trinidad, Guayana y Maracaibo quedan unificadas desde el punto de vista territorial, militar, político y administrativo. Esta integración permitió el proceso de unificación político-territorial de la nación, que se inició a partir de 1810.
El Capitán General era la más alta autoridad colonial; ejercía el gobierno como representante del Rey y su autoridad militar, política y administrativa se extendía por todas las provincias de la Capitanía.

Funciones del Capitán General

Algunas funciones del Capitán general eran:
• Organización de expediciones.
• Planificación de la defensa de la provincia contra los ataques de los indios.
• Planificación de la defensa de las Costas contra los ataques de los piratas.
• Planificación de la defensa de las Costas contra el comercio ilícito.
• Recluta y organización de las milicias en cada ciudad.

Real Fortaleza de Araya

La Real Fortaleza de Araya.

La defensa de nuestro territorio es un acto de la soberanía Nacional

Trascendencia histórica

La importancia de la creación de la Capitanía General de Venezuela se hace más evidente cuando se sabe que el territorio que ocupaba para 1810 vino a integrar el de la República de Venezuela; y para ello nuestros legisladores se basaron en el uti possidetis juris, principio de derecho internacional público aceptado por los países hispanoamericanos, según el cual el territorio que ocuparían las nacientes repúblicas sería el mismo que poseían como colonias de España, para el momento de producirse el proceso emancipador.

Por esa razón la creación de la Capitanía General es el hecho más importante en el proceso de unificación política del territorio que posteriormente formaría parte de Venezuela como Republica. Las Constituciones venezolanas han sido muy claras al respecto.

La Constitución de 1830 establecía en su artículo 5° que:

El territorio de Venezuela comprende todo lo que antes de transformación política de 1810 se denominaba Capitanía General de Venezuela.

Territorios de la Capitanía General de Venezuela

Real Hacienda de Caracas

Real Hacienda de Caracas

Fue creada el 8 de diciembre de 1776. Es un organismo de carácter administrativo, hacendario y político, que el rey creó para que junto a otros contribuyera al fomento, progreso y gobierno de las colonias.

Composición de la Real Hacienda de Caracas

La composición de la Real Hacienda e intendencia de ejército era muy sencilla. Existía un intendente que ejercía la máxima autoridad fiscal en la colonia, el cual estaba solo subordinado al rey; su sede era Caracas. Los gobernadores de las provincias eran sus delegados y, en consecuencia, dejaron de tener injerencia directa en las cuestiones de la Real Hacienda. Contaba para cumplir con sus funciones con los antiguos oficiales reales, con los administradores, con la Contaduría General y con la Tesorería General.
Su función principal era centralizar todo lo relativo a la cuestión fiscal, pero intervenía además en asuntos económicos, políticos y administrativos, tales como los destinados a fomentar la agricultura, la cría, el comercio, la industria, la construcción de las vías de comunicación, de puertos y de poblaciones.

La actividad económica de Venezuela (Final del siglo XVIII), estuvo controlada y dirigida por la Real Hacienda de Caracas.

En nuestra Venezuela de hoy, al Presidente de la República le corresponde administrar la Hacienda Pública Nacional: haberes, bienes, rentas, impuestos, etc.

La Real Hacienda

La Real Hacienda fue una institución creada por la Corona para que cuidara de su patrimonio en América.

  • Regalías
  • Impuestos
  • Derechos y Tributos

Entre los principales impuestos coloniales tenemos:

– Almojarifazgo – Alcabala (de Tierra y de Mar) – Armada – Quinto Real – Media Anata – Papel Timbrado – Tributo a los Indios – Composición de Tierras.

  • Almojarifazgo: Era el cobro de un porcentaje del valor de las mercancías que entraban o salían en los puertos coloniales.
  • Alcabala: Era el cobro de un porcentaje sobre todo lo que se vendía, se producía y se contrataba dentro de la colonia. (Parecido al IVA, que hoy en día se le cobra a los consumidores).
  • Armada: Era el cobro de una cantidad por las importaciones, destinada a proteger a los barcos de ataque piratas.
  • Quinto Real: Era el pago que se le daba a la monarquía, correspondiente a la quinta parte de las perlas, oro y plata obtenidos en las colonias.
  • Media Anata: Era el pago de impuesto que tenían que hacer los funcionarios, equivalente a medio sueldo al año. (Mucho más que el actual impuesto sobre la renta).
  • Papel Timbrado: Era el pago por el papel utilizado para cualquier documento público. (Como el papel sellado que se usa actualmente para el mismo fin).
  • Tributo a los Indios: Como la monarquía consideró a los indígenas “vasallos libres”, éstos, como todas las personas libres, debían pagar un impuesto. El tributo lo pagaban los indios entre 18 y 50 años de edad, menos los que habían sido Caciques.
  • Composición de Tierras: Era la cuota fijada por el Rey a los compradores de tierras realengas, que habían sido tomadas o anexadas ilegalmente en la formación de los latifundios.

La cuidadosa organización que la Corona da a la Real Hacienda, tiene como fin asegurar la capacitación de crecidos impuestos al fisco para hacer frente a las apremiantes necesidades del Tesoro español.

Organización de la Real Hacienda

La Real Hacienda estuvo compuesta por tres oficiales:

  1. Tesorero
  2. Contador
  3. Factor-veedor

Actuaban conjuntamente en la capital de cada provincia. A medida que fue creciendo el número de centros poblados, los oficiales reales nombraron a los tenientes oficiales para que los representaran.