Exploración y ocupación del territorio venezolano

Exploración y ocupación del territorio venezolano

El proceso de exploración y ocupación del territorio venezolano fue el más prolongado y difícil de toda la América hispana. Esto se debió en parte a que nuestras tribus no estuvieron agrupadas en naciones bajo una sola autoridad o gobierno.

A esto hecho debemos agregar la poca importancia económica que se dio a la colonia venezolana, sobre todo después de producirse el agotamiento de las perlas de Cubagua y del cierre de las escasas e improductivas minas de oro y cobre.

La colonia venezolana, a diferencia de las de México y Perú, se mostraba incapaz de satisfacer la avidez de riquezas de los conquistadores. Ello explica que el descubrimiento y explotación de las costas Venezuela y la fundación de sus primeras poblaciones obedecieron a la busca de perlas, oro, sal y esclavos.

El proceso de exploración y ocupación se inició a principios del siglo XV con la ocupación de la Isla de Cubagua,  se prolongó por los siglos XVI al XVIII.

Penetración y Reconocimiento del Territorio:

1.- Zona Oriental

                El proceso de exploración y reconocimiento del territorio venezolano se inició a partir del tercer viaje de Colón por el sector costero oriental.

                En 1498 Colón llegó al Cabo que llamó Punta Galea, hoy Punta Galeota, en el extremo suroriental de la Isla que bautizó  con el nombre de Trinidad. Divisó hacia el sur del Delta del rio Orinoco, y lo llamó Isla Santa. Arribó a Punta Arenal, hoy Punta de Icacos, y la denominó Tierra de Gracia. Colon describe este acontecimiento en carta escrita a los reyes, en los siguientes términos:

“Cuando yo llegué a esta Punta Arenal, allí se hacía una boca grande de dos lenguas de Poniente a Levante, la Isla de la Trinidad con la Tierra de Gracias”.

                Dichas expediciones tienen la importancia de haber descubierto y explorado todo el sector costero, desde el Delta del Orinoco y la Península de Paria, en el oriente, hasta el Cabo de la Vela, en la Península de la Guajira al oeste, hoy territorio colombiano.

     La penetración y reconocimiento del territorio trajo aparejado el proceso de conquista-colonización de sus distintas áreas geográficas, que se producen en forma simultánea; es decir, a medida que se sometían los pueblos aborígenes y se tomaba posesión de un territorio, se producía el asentamiento de población en villas y ciudades.

    En esta empresa de conquista-colonización intervinieron tanto clérigos como personas de estado seglar, y el interés económico fue la principal causa que lo motivó. Al respecto, no debe olvidarse la significación que tuvo la leyenda de El Dorado, cuya búsqueda determinó la rápida exploración de la dispersa e inaccesible geografía del país.

    Tres on los centros de penetración desde donde parten las expediciones de reconocimiento, conquista y colonización:

–          Cubagua

–          Coro

–          Pamplona

                La Isla de Paraguachoa, hoy Margarita, había sido explorada por primera vez por Alonso de Ojeda.  A diferencia de la aridez de la Isla de Cubagua y de la belicosidad de los caribes de la tierra firme oriental, Margarita contaba con pequeños valles fértiles, recorridos por riachuelos, y estaba habitada por los pacíficos indios guaiqueríes, condiciones éstas que facilitaron su colonización.

                Margarita se convirtió en la zona campestre de los colonos de Cubagua, lo cual hizo prosperar los cultivos, la cría de ganado y el comercio de diversas mercancías. La Isla proveía a las expediciones que se organizaban con fines de penetrar y reconocer la tierra firme.

Debido a la férrea oposición de las tribus caribe, la conquista-colonización de la región oriental se prolongó hasta bien entrada la primera mitad del siglo XVII. Prácticamente concluye con la fundación de Barcelona por Juan de Urpín.

                Hechos importantes se producen en el proceso de conquista-colonización de la región oriental:

  • La fundación de la ciudad de la Asunción, por Marcelo Villalobos, en 1526.
  • La creación de la Provincia de Trinidad, en 1529. El poblamiento de la Isla se consolidó a raíz de la fundación de la ciudad de San José de Oruña, por parte de Antonio de Berrio, en 1592.
  • La creación de la Provincia de Cumaná o Nueva Andalucía, en 1568, y la fundación de Santa Inés de Cumaná, en 1569, por Diego Fernando de Serpa.

2.- Región Occidental:

                La penetración, reconocimiento y conquista de esta región, fue facilitada por la pacificidad de las tribus arawacas, betoyes, timotes y cuicas. Comenzó por las costas del actual estado Falcón, cuando Juan de Ampíes , en 1528, penetró y fue recibido por Manaure, cacique de los caquetios.

                Mientras esto sucedía, en España Carlos I negocia una capitulación con los Welser, ricos banqueros alemanes. Los Welser se comprometían a descubrir, conquistar y poblar.

Actuación de los Welser

                     Los Welser que gobernaron la Provincia de Venezuela fueron:

–          Ambrosio Alfínger

–          Nicolás Federmann

–          Jorge Spira

–          Felipe de Hutten

Los Welser

              Todos ellos limitaron su actuación a la organización de expediciones destinada a la exploración del territorio en busca de oro y otros metales preciosos, en fin, a la búsqueda de El Dorado. Incumplieron la capitulación y prácticamente detuvieron el proceso de conquista-colonización por un lapso aproximado de dieciocho años (1529-1546).

El Rey Carlos I de España, por razones de deuda, les otorgó a los Welser una capitulación para la conquista y el poblamiento de lo que sería en adelante la gobernación de Venezuela, provincia que se extendía de la Guajira hasta Maracapaná.

   Alfínger es el único de los alemanes que funda pueblos. Llegó a la costa coriana el 24 de febrero de 1529, y fundó la ciudad de Santa Ana de Coro.  Asentó colonos en un pueblo indígena preexistente llamado Maracaibo (1529); este asiento constituye el origen más remoto de la capital zuliana.

   Lo que dio verdadera importancia a la actuación de los Welser fue su contribución al reconocimiento de un extenso territorio hasta entonces inexplorado, que abarcó toda la zona centro-occidental, la península de la Guajira, el Valle del rio Magdalena y la meseta bogotana.

   Ambrosio Alfínger funda la Ciudad de Coro en 1529. Estuvo en Maracaibo, en Valledupar y otros lugares, siempre buscando oro.

   Anduvo de valle en valle y de montaña en montaña, hasta encontrar la muerte en Chinacota. Los indios le cruzaron un ojo con una flecha.

viajes de Nicolas Federman

Viajes de Spira y Hutten

                La actuación de los Welser concluye con el aprisionamiento y asesinato del gobernador Felipe de Hutten, por parte de Juan de Carvajal.  Carvajal funda el Tocuyo, en 1545, hecho con el que se restablece la actividad colonizadora o pobladora.  El Tocuyo se convierte en un centro de irradiación desde donde parten expediciones que culminan con la fundación de importantes ciudades:

–          Barquisimeto, por Juan de Villegas, en 1552.

–          Trujillo, por Diego García Paredes, en 1558.

–          Maracaibo, por Alonso Pacheco, en 1569.

–          Carora, por Juan del Thejo, en 1569.

–          Guanare, por Juan Fernández de León, en 1591.

Mientras tanto, desde Pamplona parten expediciones hasta la región andina y dan nuevos aportes al proceso de poblamiento. Se fundan:

–            Mérida, por Juan Rodríguez Suarez, en 1558.

–            San Cristóbal, por Juan Maldonado, en 1561.

–            La Grita, por Francisco de Cáceres, en 1576.

–            Barinas, por Juan A. Varela, en 1577.

–            Pedraza, por Gonzalo de Piña, en 1591.

–            Gibraltar, por Gonzalo de Piña, en 1592.

3.- Región Central:

                La penetración, reconocimiento y conquista se inicia con la expedición de Juan de Villegas, quien llegó a la laguna de Tacarigua (lago de Valencia). Tomó posesión del área de Borburata y le dio la condición de ciudad al nombrarle cabildo el 10 de abril de 1551, naciendo así Nuestra Señora de la Concepción Borburata.

                Entre 1555 y 1557 Francisco Fajardo realizó tres expediciones. Arribó a Chuspa; plantó un asiento o Villa de Catia; penetró hacia el centro hasta el Valle de los Indios Toromainas, al pie de la montaña Guararia Repano, llamada hoy Ávila.  A este valle le dio el nombre de San Francisco, y en él estableció un hato con el mismo nombre. Fundo además la Villa El Collado, la actual Caraballeda.

                Diego de Losada, el 25 de julio de 1567, día de Santiago, fundó la ciudad de Santiago de León de Caracas.

                Otras ciudades importantes fundadas en la región central en  la segunda mitad del siglo XVI, fueron:

–            San Sebastián de los Reyes, por Sebastián Díaz de Alfaro, en 1585

–            La Guaira, por Diego de Osorio, en 1589.

–            La Victoria, por Francisco de Loreto, en 1693.

4.- Los Llanos y Guayana:

En los Llanos y Guayana la acción de los conquistadores quedo restringida a la organización  de expediciones de exploración y reconocimiento del territorio cuyo interés era encontrar las enormes riquezas de El Dorado. Eran regiones apartadas y no gozaban de la accesibilidad de la región costero-montañosa. Estas condiciones retrasaron su población, e hicieron de él un proceso sumamente lento y difícil, que abarcó los siglos XVII y XVIII.

Se inicia con las expediciones que remontan el rio Huyapari (Orinoco). El Orinoco fue explorado por primera vez por Diego de Ordaz, a quien le siguieron otros expedicionarios, a partir de 1530. Mediante esas expediciones se penetró y exploró el Delta y las riberas hasta llegar a tierras del Meta, el Guaviare, y la sierra de Imataca.

En 1568 se creó la Provincia de Guayana y en 1595 Antonio de Berrío fundó Santo Tomás de Guayana; pero la colonización en firme de Guayana la iniciaron los misioneros catalanes a partir de la tercera década del siglo XVIII.

Son de origen misional la mayoría de los pueblos que se consolidaron y persistieron:

*Borbon *Las Majadas *San Pedro
* El Palmar *Moitaco *Tumeremo
*Guasipati *San Félix *Upata
*La Paragua

                En la penetración hacia los Llanos resultó la fundación de San Sebastián de los Reyes, por cuanto sirvió de base y de puerta de entrada para la labor colonizadora y evangelizadora de los misioneros.

                Los ricos terratenientes caraqueños realizaron la conquista con tropa mercenaria, escudados tras las misiones.  Así se emprendían expediciones llamadas entradas, que desembocaban en una verdadera casería de indios, convirtiendo la acción misional en una forma de adoctrinamiento forzoso e inhumano.

                Las condiciones geográficas de los Llanos, favorables a la cría de ganado, originaron la proliferación y prosperidad de los hatos, unidades de explotación ganadera que estimularon la penetración y colonización de su territorio y sirvieron de fundamento a la permanencia de las fundaciones y a la actividad de las misiones.

Fundación de Ciudades

Para fundar una ciudad el poblador tomaba posesión de la tierra en nombre del Rey y la sometía a reconocimiento; hacia limpiar el sitio que serviría de plaza y núcleo de la ciudad; en uno de sus lados se construía la iglesia y en otro el cabildo; de la plaza partían las calles, formando una cuadricula o damero compuesto de cuadras o manzanas; las cuadras se dividían en cuatro solares para la edificación de las viviendas, que eran bajas, de paredes de tapia y techo de paja; algunas calles, originalmente de tierra, se empedraban.

En lo más alto de la ciudad se construía una caja de agua de donde arrancaban acequias que cruzaban las manzanas. En torno a la ciudad se extendían los ejidos, tierras que se repartían entre los colonos con la finalidad de que los cultivaran e hicieran prosperar la agricultura y la ganadería.

La ciudad quedaba plenamente fundada con la constitución de las autoridades municipales; es decir, con la designación de los regidores que integrarían el cabildo, los que a su vez elegían a los alcaldes.  El cabildo era el que donaba solares para la edificación de las casas a los fundadores y a los que luego venían a residenciarse en la ciudad, y también tierras para la labranza.

La fundación de una ciudad constituyó un hecho de extraordinaria importancia, imprescindible para lograr la consolidación del proceso de colonización del territorio.  Hay que tener presente que sin las prerrogativas y seguridades que daba una fundación a sus pobladores, resultaba muy difícil conseguir colonos voluntarios que quisiera venir a residenciarse en las Indias. En torno a las ciudades fueron progresando la agricultura y la ganadería:

  • El cultivo del cacao dio lugar a los primeros establecimientos agrícolas, que contribuyeron al poblamiento de muchas áreas territoriales bajas de la región costero-montañosa, que integra hoy los estados Miranda, Sucre, Aragua y Zulia, principalmente, y donde predomina la población negra.
  • Con la introducción de los cultivos de añil y de caña de azúcar; se colonizaron los valles de Aragua, del Tuy, de Guarenas-Guatire, de Campoma-Casanay…
  • Con el surgimiento de los hatos, y la difusión de la ganadería extensiva, se realiza el poblamiento de la llanura.
  •  El cultivo de café hizo crecer y consolidó la colonización de las tierras altas y de sus inclinadas laderas.

10 Respuestas a “Exploración y ocupación del territorio venezolano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s