El éxodo rural y su repercusión en las estructuras de la población

18.- El éxodo rural y su repercusión en las estructuras de la población

El éxodo rural es un fenómeno demográfico que responde a la fuerza de repulsión del campo frente a la fuerza de atracción de los centros urbanos las principales ciudades se convierten en centros de atracción de la población más calificada de la nación, de sus pobladores más necesitados, de la mano de obra o potencial de trabajo, así como de los fondos más importantes de inversión. Este éxodo parece ser irreversible, es muy alta la probabilidad de que un emigrante rural se quede por el resto de su vida en un ambiente urbano. Dicho fenómeno tiene una incidencia más o menos marcada y notable en las estructuras demográficas, entre ellas:

  • Es altamente conocida su influencia en la evolución de la población urbana y rural.
  • Su repercusión en la estructura por edad y sexo de la población es sustancial, por cuanto existen diferencias de edad y de sexo entre lo que migran del campo a la ciudad , que traen consigo que la estructura demográfica de las zonas de emigración sea diferentes a la de las zonas de inmigración.
  • Los grupos en edades jóvenes predominante entre quienes emigran a la zona urbana ,pues muy poco los liga a la sociedad local, por lo que están menos apegados a su lugar natal por ello, en los residentes urbanos hay una gran proporción de población en el grupo que abarca las edades comprendidas entre los 15 y los 40 años . Los viejos son relativamente pocos; en parte, porque son muy pocos también lo que emigran de medio rural en vista de sus limitaciones físicas y los improbable de conseguir empleo. además el volumen de migración a la inversa de las cuidad al campo , aun cuando es escasa , es mucho mayor en los grupos de personas edades avanzadas.
  • Los inmigrantes , tantos internos como externos , por ser principalmente adultos entre 15 y 40 años provocan un aumento sensible de las tasas de fecundidad y de natalidad de las entidades receptoras , lo que origina que sus pirámides de edades tengan una base un tanto más ancha que la de las entidades emisoras.
  • Las mujeres tiene un ligero predominio en el desplazamiento de las zonas rurales a las urbanas, por lo que su proporción en estas últimas es un poco mayor a pesar de que en general los hombres superan en número a las mujeres. (Es bueno recordar que en los censos, salvo en el de 1971, el sexo masculino ha superado en cuanto numero al sexo femenino). Esto a su vez incide en las diferencias existentes en las tasas de la fecundidad que se observan entre el medio rural y el urbano y también en la tasa de mortalidad, porque, en general, la esperanza de vida de la mujer es mayor que la del hombre y , en particular , mucho mayor en la ciudad que en el campo.
  • El éxodo rural representa una movilidad socio-profesional; además, los migrantes están constituido fundamentalmente por el grupo de adultos potencialmente activos. Es así como provoca un cambio en la estructura ocupacional, por cuanto una buena parte de la población activa agrícola se traslada a las ciudades en búsqueda de otras ocupaciones más atractivas y mejor remuneradas. Pero este cambio se ha venido operando casi exclusivamente en el sector de los servicios tanto públicos como privados; y también del desempleo y subempleo, porque la migración generalmente excede la capacidad de empleo de la ciudad.

Casi sin excepción , el migrante rural que llega a la ciudad no está preparado para competir con éxito dentro de la sociedad urbana, lo que ha contribuido de manera notable a que una gran mayoría de los residentes urbanos no sean trabajadores especializados o no tengan un a ocupación específica, por lo que muchos de ellos trabajan donde quiera que pueden conseguir un empleo. Esta situación origina que el nivel de empleo sea mayor en el sector de los servicios que en la industria, y que aumenta la multiplicidad de las diferencias ocupacionales urbanas, con una gran gama de servicios marginales: vendedores ambulantes, cuidadores, acomodadores de carro, buhoneros, empleadas domésticas…, que proveen ingresos muy bajos, que no son suficientes para satisfacer las necesidades básicas de la familia y que coloca a esta población en un estado de “urbanización de subsistencia” a lo que se denomina comúnmente como marginalidad, que es un fenómeno socio-demográfico muy propio de las principales ciudades del país.

mapa de saldos migratorios internos de la poblacion Vnzlana

Fig. 31 Saldo Migratorios Internos de población en Venezuela. Censo 1990.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s