Historia del Día de la Madre en Venezuela y en el Mundo

•.¸(*•.¸♥¸.•*´)¸.•*´
♥«´¨`•°..MADRE..°•´¨`»♥
.¸.•*(¸.•*´♥`*•.¸)`*•.

En Venezuela se organizó el primer “día de las tres madres” el 24 de mayo de 1921 en Valencia (Edo. Carabobo) por el Dr. Jesús María Arcay Smith, presidente de una asociación llamada “Caridad y Concordia”, quien logró que este día fuera oficializado por el Concejo Legislativo.

Posteriormente 82 Concejos Municipales de Venezuela, decretaron por igual esta celebración, hasta que en el año 1924 una Ley del Congreso Nacional decretaba la celebración anual en todo el territorio Nacional de “el día de las tres madres” en honor a nuestra madre, a la madre de Dios y a la madre patria.

Esta celebración poco a poco fue adaptándose a las festividades internacionales, y perdió su nombre original. Hoy se conoce simplemente como el “Día de la Madre”,  el cual se celebra en Venezuela el segundo domingo de mayo.

la madre es un ser prodigioso que brinda el amor más puro e incondicional que pueda recibir una persona. Este maravilloso ser al que Dios y la naturaleza dotaron de grandes virtudes como la comprensión, paciencia, generosidad, lealtad y humildad; cuida y protege a sus hijos dejando constantemente a un lado sus propios deseos e intereses.

 El Día de las Madres es una festividad que conmemora a la mujer que nos dio la vida, Para esta celebración se suelen realizar reuniones familiares o grandes eventos en centro comerciales, en donde las madres reciben atenciones, menús especiales y atractivos regalos (Cajas de chocolates, flores, spa, cine, cena, etc.) de sus hijos, nietos, familiares y amigos.

 Es importante reflexionar sobre la celebración del Día de las Madres, porque no es la única ocasión para regalarles. Claro que es importante agasajarlas y hacer que pasen un gran día, pero este día tampoco es exclusivo para manifestarles el amor que tanto merecen. También se les debe brindar cariño y atención durante todos los días del año.

•.¸(*•.¸♥¸.•*´)¸.•*´
♥«´¨`•°..MUNDO..°•´¨`»♥
.¸.•*(¸.•*´♥`*•.¸)`*•.

 El origen del día de las madres se remonta a la antigua Grecia cuando se le rendían honores a Rhea, la madre de los dioses Júpiter, Neptuno y Plutón. En el siglo XVII, en Inglaterra tenía lugar un acontecimiento similar, que honraba a la Virgen y se denominaba “Domingo de las Madres”.

 El festejo del día de la madre en Estados Unidos fue sugerido cerca del año 1870, por la escritora Julia Ward Howe, quien en 1872, realizó la primera celebración pública,  en EEUU, organizó una manifestación pacifista que invitó a las madres que habían perdido a sus hijos en guerra. Escribió la proclamación del día de la madre como llamado de paz, y celebró reuniones en Boston cada año.

Siguiendo esta línea de pensamiento, quien efectivamente logró declarar el día de la madre fue Anna Jarvis, estableciendo como primer día oficial de la madre, el segundo domingo de mayo (aniversario de la muerte de su madre) de 1908.

Pero tal vez la primera referencia a la celebración contemporánea del día de las madres fue en los Estados Unidos, cuando en el año 1914, el presidente Woodrow Wilson decreto en el Congreso la fiesta nacional del día de las madres a celebrarse anualmente el segundo domingo de mayo, luego de una lucha social de 5 años.

 La iniciativa de Venezuela para celebrar un día dedicado a las madres en 1921 fue copiada en Chile y México quienes al año siguiente también lo celebraron por primera vez (con sus propios motivos); luego pasó a Santo Domingo, Cuba, Costa Rica, El Salvador, Honduras, Uruguay y Argentina.

 

¡Feliz Día de las Madres!

 

Anuncios

Origen de la Palabra Sampablera

El término sampablera, sinónimo de trifulca, pelea o desorden público. Y decimos que es propio de Caracas porque es consecuencia de unos acontecimientos acaecidos en plena guerra federal.

La Guerra Federal se puede considerar como el clímax de las tensiones sociales de la Venezuela post-independencia; entre los grupos godos dominantes, terratenientes y burgueses en ascenso, por una parte, y grandes masas de población, aglutinadas bajo la bandera de la federación: campesinos, ex soldados, peones ex esclavos y población urbana endeudada, sectores que no vieron resueltos sus necesidades con la independencia.

“El 1° de agosto de 1859, uno de los sucesos iniciales de la Guerra Federal fue la prisión del presidente Julián Castro, sucesor de José Tadeo Monagas. Castro, al derrocar a Monagas, había formado un gobierno conservador, el cual le tocó enfrentarse al movimiento federal encabezado por Zamora, Falcón y Guzmán Blanco. Ahora bien, al comprobar el impulso que el movimiento de los rebeldes cobraba en todo el país y cuando ya éstos marchaban hacia el Centro. Castro empezó a dar síntomas de querer entenderse con ellos, por lo que el Comandante de armas de caracas, coronel Manuel Vicente de las Casas, procedió a hacerlo preso por traidor. Pero a pesar de la prisión del Presidente, la situación del poder siguió siendo precaria, por lo cual el propio de las Casas resolvió oportunistamente revolverse él también contra el gobierno, y aunque no soltó a Castro reunió a toda prisa sus tropas en la Plaza Bolívar y se declaró partidario de los federales. Pero su actitud no encontró el apoyo civil que esperaba, quedando en una situación de desconcierto que fue hábilmente aprovechada por los conservadores para reestabilizarse en el poder. Casas, al ver que el gobierno recobraba su estabilidad, volvió sobre sus pasos y se restituyó a las fuerzas gubernamentales. Al enterarse de la primera parte de aquellos sucesos, pero sin conocer el desenlace que habían tenido, el jefe federalista Pedro Vicente Aguado, que dominaba en La Guaira, resolvió marchar con sus tropas sobre Caracas, donde esperaba ser jubilosamente recibido. Pero al contrario tuvo una ingrata sorpresa al encontrarse con que las fuerzas de Caracas, que ya él creía sus aliadas, lo recibían a fuego cerrado. Se enfrentaron entonces los de Caracas y los de La Guaira en una fiera batalla que tuvo como escenario la Plaza de San Pablo, lugar donde hoy se levanta el Teatro Municipal. El combate de San Pablo, uno de los más aspaventosos que ha presenciado la ciudad, se libró en la tarde del 2 de agosto de 1859. De aquel suceso memorable se originó la palabra caraqueña sampablera, que en nuestra habla popular designa una alteración masiva del orden”.

Plaza San Pablo