Efemérides del 10 de Marzo

10 de Marzo de 1780: Nace Juan José Landaeta

 

juan jose landaetaEl 10 de marzo de 1780, nace Juan José Landaeta, quien hasta ahora se ha tenido como el autor de la letra del Himno Nacional de Venezuela.
Landaeta compuso algunas obras de carácter religioso, como Benedictus y Pésame a la Virgen. Perteneció a la clase social de los pardos y tuvo desde el comienzo de la revolución simpatías por la causa independentista. Así, se le vio entre los conspiradores del 19 de abril de 1810.

Esta misma pasión revolucionaria lo llevó a componer varias canciones patrióticas, entre ellas una con motivo de la instalación del primer Congreso de Venezuela, en 1811. La letra comenzaba con la frase «Gloria, americanos».
Se ha tenido hasta ahora a Juan José Landaeta como autor de la música del Himno Nacional de Venezuela, pero no ha aparecido ningún documento que dé validez a esta aseveración. Sólo existe la tradición oral, ya que ni siquiera Guzmán Blanco al decretar el «Gloria al Bravo Pueblo» como Himno Nacional, mencionó en el decreto a los autores. En cambio, hay más posibilidades de que sea Lino Gallardo el autor de la música de dicho Himno.

Landaeta, como buen patriota, fue perseguido por los realistas apenas cayó la primera República. Hecho prisionero, pudo salir al regresar Bolívar a Caracas, en 1813. Acompañó al Libertador en la penosa emigración a Oriente, en 1814. pero con mala fortuna, pues fue apresado y fusilado por Boves en ese mismo año, pero según el historiador José Domingo Díaz, Landaeta murió en Caracas a raíz del terremoto del 26 de marzo de 1812;  Cabe advertir que aquello de que Landaeta fue fusilado con la partitura del Himno Nacional pegada a la frente no pasa de ser una leyenda. Para empezar, el Gloria al Bravo Pueblo era una canción más y habrían de pasar muchos años para que se convirtiera en Himno Nacional (1881)

____________________________________________________________________

10 de Marzo 1786: Nace José María Vargas

250px-José_María_VargasJosé María De Los Dolores Vargas Ponce fue un eminente médico, humanista, sabio, escritor, orador, investigador científico y rector de la Universidad Central de Venezuela y además político y presidente de Venezuela entre los años 1835 y 1836. José María Vargas se ha convertido en el símbolo del Poder Civil en Venezuela, en una época en que los Generales y los Coroneles pretendían el ejercicio del Gobierno en compensación a sus servicios militares durante la Guerra de Independencia.

José María Vargas nació en La Guaira el 10 de marzo de 1786. A los 16 años ingresa al Seminario Tridentino de Caracas, donde estudia cuatro años y obtiene el grado de Bachiller en Filosofía (1803); en 1806 es Maestro de Artes; en 1808, apenas se gradúa de doctor en Medicina, viaja a Cumaná para ejercer allá su profesión. En esta tierra oriental le sorprende el 19 de abril de 1810. Cuando el terremoto de 1812 ya está de nuevo en La Guaira. A la caída de la Primera República Vargas es sometido a prisión en los calabozos de La Guaira. En 1813, Bolívar se encarga de darle la  libertad y Vargas se traslada a Europa, donde perfecciona sus conocimientos en  áreas como la oftalmologíaanatomía, tocología, patologíamineralogíabotánica, química, Astronomía, Física, Cánones, Lenguas vivas y muertas. En suma, un sabio.

De Europa pasa a Puerto Rico, donde permanece hasta 1825, cuando regresa a Venezuela. Al año siguiente funda la Cátedra de Anatomía en la Universidad de Caracas, dando clases gratuitamente.

Como político fue un modelo de virtudes. En el Congreso de Valencia fue una de las voces solitarias que se alzaron para defender la integridad del Libertador.
Presentado como candidato a la Presidencia de la República, repetidas veces renuncia, pero sus amigos, conscientes de la capacidad y magnanimidad de Vargas, insisten en inscribirlo. Obtiene mayoría de votos en las elecciones y esto lo desazona. El 9 de febrero de 1835 presta juramento como Presidente de la República. En abril ya aparece renunciando y en julio de ese mismo año de 1835 estalla la Revolución de las Reformas, cuando la insolencia de Carujo pretende imponerse a la razón y a la justicia. Vargas es expulsado del país, pero Páez lo repone en el mando.

Sin embargo, será por poco tiempo. El 14 de abril renuncia definitivamente. Es el año de 1836. Se retira a sus quehaceres vocacionales: la ciencia y la educación. En 1842 preside los actos del traslado de los restos del Libertador desde Santa Marta a Caracas. En 1853, enfermo, viaja a Nueva York, donde muere el 13 de julio de 1854. Sus restos mortales están en el Panteón Nacional, donde Vargas es permanente ejemplo de virtudes cívicas.
Como un homenaje permanente a su memoria, el Municipio donde nacio se llama «Vargas» desde 1987. También los médicos celebran su día el 10 de marzo de cada año.

___________________________________________________________________________

10 de marzo día del médico

Dia-del-medicoDesde el año de 1955, el día 10 de marzo fue aprobado por la Federación Médica Venezolana para conmemorar el Día del Médico en Venezuela, también el natalicio del Dr. José María Vargas, ejemplo de los profesionales de la medicina en el país.

El Dr. José María Vargas, médico y cirujano, fundador de la Sociedad Médica de Caracas, se destacó en su época por su dedicación, preparación profesional y aplicación de técnicas novedosas de medicina en el país.

Al sabio de la medicina, como también se le conoce, el Libertador le encargó la creación de la Universidad Central de Venezuela y la Facultad de Medicina de esta casa de estudios.

El ejemplo del Dr. José María Vargas fue determinante para los venezolanos, en especial para los profesionales de la medicina y fue factor primordial para el desarrollo de los estudios médicos en nuestro país. Debió transcurrir casi un siglo para que otro ilustre médico, el Dr. Luis Razetti creara las bases fundamentales para la constitución de la Academia Nacional de Medicina y del Colegio de Médicos de Venezuela, siendo este último el órgano precursor de la Federación Médica Venezolana en 1945.

La profesión del Médico es una de las más sacrificadas, por vocación y amor al prójimo. Todos estos profesionales hacen honor al juramento hipocrático que los marcó en el inicio de esta noble profesión.

Vargas fue médico y cirujano, fundador de la Sociedad Médica de Caracas, que se destacó en su época por su dedicación, preparación profesional y aplicación de técnicas novedosas de medicina en el país.

Al sabio de la medicina, como también se le conoce, el Libertador le encargó la creación de la Universidad Central de Venezuela y la Facultad de Medicina de esta casa de estudios.

El ejemplo del doctor José María Vargas fue determinante para los venezolanos, en especial para los profesionales de la medicina y fue factor primordial para el desarrollo de los estudios médicos en nuestro país.

Debió transcurrir casi un siglo para que otro ilustre médico, el Dr. Luis Razetti creara las bases fundamentales para la constitución de la Academia Nacional de Medicina y del Colegio de Médicos de Venezuela, siendo este último el órgano precursor de la Federación Médica Venezolana en 1945.

Cabe destacar la veneración del venezolano hacia José Gregorio Hernández, quien fue un médico, científico, profesor y filántropo de profunda vocación religiosa, cristiano católico y franciscano seglar ejemplar, reconocido por su solidaridad con los más necesitados y recordado por su caridad, generosidad, rectitud y servicio a los pobres.

Su vida fue un testimonio evidente de santidad, tanto, que muchos latinoamericanos lo consideran santo, a pesar de que aún no ha sido canonizado por la iglesia católica.

 Es necesario recordar al médico zuliano Humberto Fernández-Morán Villalobos, reconocido  en el campo de las ciencias físicas y biológicas que recibió en 1967 el premio John Scott por su invento, el bisturí de diamante.

Al hablar del ejercicio de la medicina venezolana observamos a profesionales al servicio de la salud. Felicitaciones a todo el gremio médico venezolano. ¡Feliz Día!

Dia-del-medico.j1pg

Efemérides del 08 de Marzo

08 de Marzo Día Internacional de la Mujer

¿Por qué se conmemora el 8 de marzo el Día Internacional de la Mujer?

mujeres del mundoLas mujeres del mundo conmemoran este 8 de marzo su día, pero la elección de esta fecha no ha sido al azar. Conoce la historia…

Hace más de cien años que se conmemora el Día Internacional de la Mujer en distintas partes del mundo. No siempre fue el 8 de marzo, diversas fueron las fechas en las que se conmemoró esta efeméride.

Sin embargo, muchas son las historias que explicarían el por qué de esta conmemoración mundial.

La historia ‘oficial’ de la Organización de las Naciones Unidas cuenta que en 1909 se conmemoró por primera vez el ´Día Nacional de la Mujer’ un 28 de febrero como propuesta del Partido Socialista en Estados Unidos.

Posteriormente la celebración cambió al 19 de marzo en 1911 y abarcó más países como Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza. La consigna de lucha de miles de mujeres fue la petición de los derechos de la mujer, el sufragio femenino universal, el acceso a cargos públicos, el derecho al trabajo, a la formación profesional y la no discriminación laboral.

Días después, el 25 de marzo de 1911, más de 140 mujeres trabajadoras murieron en un incendio en una fábrica textil en la ciudad de Nueva York.

Antes de la Primera Guerra Mundial mujeres rusas conmemoraron el Día de la Mujer el último domingo de febrero de 1913. Mientras que en otros países de Europa lo conmemoraron cerca del 8 de marzo de 1914 en protesta contra la guerra.

Finalmente, en 1917 las mujeres de Rusia comenzaron una huelga el 23 de febrero del calendario de ese país, equivalente al 8 de marzo del calendario universal, como reacción a la muerte de dos millones de soldados en la guerra. Debido a esto el Zar ruso tuvo que abdicar y las mujeres obtuvieron el derecho a voto.

En 1975 las Naciones Unidas conmemoró el Día Internacional de la Mujer un 8 de marzo y a partir de ese año se mantuvo hasta la fecha en todos los continentes.

mujeres

Efemerides del 23 de Febrero

23 de Febreo de 1825: Perú Honra a Simón Bolívar

 

images (2)El 23 de febrero de 1825 Bolívar, refiriéndose a todas las gracias que le confirió el Congreso del Perú, escribe: «Me ha nombrado Padre y Salvador del Perú; me ha decretado los honores de Presidente perpetuo; ha mandado grabar mi busto en una medalla; me ha llamado Libertador; y me ha obligado a encargarme del mando del Perú, y después me señala una enorme fortuna. Yo he aceptado todo con gozo, menos lo último; porque las leyes de mi patria y las de mi corazón me lo prohíben».

Simón Bolívar, en efecto, llegó a ser idolatrado en el Perú. El hecho de haberle dado la independencia, al dirigir la campaña del Sur que culminó con la batalla de Ayacucho, significó para los peruanos la gloria máxima. Sin embargo, los tiempos han pasado, y hoy en día en el Perú el bolivarianismo pugna por sobrevivir, ya que se ha creado una generación que no quiere reconocer a Bolívar como su Libertador.

Simón Bolívar rechaza el millón de pesos que el Gobierno del Perú le había ofrecido en recompensa a sus altos servicios. En vista de las repetidas negativas a recibir el dinero, el Congreso pidió a Bolívar que lo aceptara y utilizara en obras de beneficencia en las ciudades de Colombia.

__________________________________________________________

23 de febrero: Día Nacional de Guyana (zona en reclamación por Venezuela)

 

celebracion de Guyana_float21Los guayaneses celebran el aniversario de la República de Guyana en medio de coloridos desfiles y fiestas de máscaras. Tras independizarse en 1966 de Inglaterra.

Guyana fue originalmente colonia holandesa y pasó a ser controlada por los británicos en el siglo XVIII hasta que obtuvo su independencia el 26 de mayo de 1966. Sin embargo fue hasta el 23 de febrero de 1970 que el territorio se consideró verdaderamente separado de los ingleses y territorio soberano, de ahí la conmemoración del Día de la República

Para celebrar tal hecho (“el Día de la República”), se empezó a celebrar un festival llamado “Mashramani” (o “Mash”), palabra amerindia que significa “Celebración de un trabajo bien hecho”, esta celebración se hacía con colores brillantes, música y arte.

La celebración comienza unas semanas antes del gran día, a son de géneros musicales caribeños productos a una fusión rítmica y vibraciones de las Indias Occidentales y de África. Los niños también participan en las fiestas, pero en celebraciones aparte. Existe una competencia bien organizada – la Competencia de Mashramani para Los Niños – en la cual se incluye varias categorías, tales como las competencias de baile, el teatro, la poesía, la Calipso, las escrituras de ensayos y el concurso de disfraces. Estas competencias cuentan con la participación de niños a lo largo de país, de todos los niveles del sistema educativo; es decir, los niños en el nivel de kindergarten, escuelas primarias y escuelas secundarias.

El Día de la República se inicia el 23 febrero a las 7:00 am con una Ceremonia de Izamiento de la Bandera en los edificios del Parlamento en Georgetown. A esta Ceremonia, asisten el Presidente de la República, el Primer Ministro y otros funcionarios gubernamentales, así como miembros del Parlamento, el Poder Judicial y las Fuerzas Armadas. Alrededor de las 9 de la mañana, se inicia el “Desfile de Carrozas de Mashramani”; la función principal del día.

Gran parte de los que se conoce como República de Guyana, específicamente al occidente del río Esequibo, es una zona en reclamación por Venezuela desde la época de la colonia.

 

Venezuela-and-Guyana

_______________________________________________________________________

23 de febrero: Día de Los Peritos y Técnicos Industriales.

tecnico_industrial-400x300

 

El 23 de febrero se celebra en Venezuela el día de los peritos y técnicos industriales. Es una fecha célebre y propicia para recordar al ilustre ingeniero Luis Alberto Caballero Mejías y a todas esas personalidades industrial2que aportaron su granito de arena para que la educación técnica lograra un sitial preponderante en nuestro país.

Caballero Mejías, este caraqueño, fue el promotor de este gremio y en vida, el presidente honorario del mismo,  fue el padre de las escuelas técnicas en Venezuela, y por su empeño y dedicación se ganó un justo y merecido lugar en el magisterio venezolano. Fue un profesional prestado a la educación.

Por sus méritos, en 1935 le fue confiada la dirección de la Escuela de Artes y Oficios de Caracas. Luego produjo cambios necesarios y en 1937 logró que el Ministerio de Educación calificara a estas instituciones con el nombre de escuelas técnicas industriales.

Luis Caballero Mejías, para estimular a sus discípulos, pronunciaba confrecuencia estas frases: “No hay profesionales indignos, indignidad puede haber en quienes las ejercen, y eso es una conducta humana y no de los oficios”, “Haz y después explicas”. Sus lecciones fueron sabias y eternas. En 1956 lo obligaron a abandonar la dirección de la Escuela Técnica Industrial de Caracas (ETI), por no poder silenciar las protestas contra ladictadura.

Se preocupó por el futuro de los egresados y creó la asociación de ex alumnos. Así  concreta, en 1958, la creación del Colegio de Peritos y Técnicos Industriales de Venezuela (Cptiv), del que fue  su  presidente honorario y vitalicio.

Su proyecto estaba pensado para ser entendido. Lamentablemente, la miopía de muchos gobernantes les ha impedido ver y valorar el preciado legado que nos dejara el insigne venezolano. No hay más nada racional y provechoso que la reactivación urgente de esas escuelas técnicas.

Allí se aprendía para la vida. Actualmente, hay una escasez de mano de obra especializada a nivel medio. A propósito,  apuntaba Arturo Úslar Pietri: “¿Cómo se puede desarrollar un país si hay más ingenieros que técnicos y más médicos que enfermeras?”.

 

pict

Nacionalización del Petróleo (Ley)

Nacionalización del petróleo

En Venezuela las actividades petroleras comenzaron en la época pre-hispánica, época en la cual solo se utilizaba el petróleo para calafetear e impermeabilizar las embarcaciones, pero su explotación se comenzó a realizar formalmente en la época colonial. Fue desde entonces que la industria petrolera en Venezuela fue creciendo y se fortaleció hasta llegar al punto en que se nacionalizaron todos los activos de las empresas petroleras en 1976.

A partir de 1958, después del derrocamiento del régimen represivo de Marcos Pérez Jiménez, al restablecerse el rumbo democrático, los gobiernos que surgieron: Rómulo Betancourt (1958), Raúl Leoni (1963), Rafael Caldera (1968), Carlos Andrés Pérez (1973), en cumplimiento a postulados nacionalistas de propiedad, soberanía y desarrollo, procuraron buscar una mayor participación fiscal en el negocio petrolero.

En el momento en que asciende al poder Carlos Andrés Pérez (1973) existía todo un conjunto de condiciones favorables para tomar las medidas de nacionalización de la industria petrolera. Pero no es sino hasta el año 1975, cuando el ejecutivo presentó al Congreso Nacional el proyecto de ley de nacionalización para el retorno integral del negocio petrolero a las manos del sector público.

Entre esas condiciones favorables se destacaron:

1.- El apoyo amplio y mayoritario de la opinión pública. La consigna de nacionalización aparece por primera vez en la plataforma del Partido Comunista de Venezuela, lo que contribuyó desde un comienzo a darle carácter subversivo y a que fuera vista con recelo por parte de los partidos defensores del status capitalista. De allí que sucedieran enfrentamientos alrededor de la consigna entre los marxistas y los representantes de las compañías petroleras, la Seguridad Nacional y las distintas policías políticas que le sucedieron. A partir de la caída de Pérez Jiménez, dentro de un clima de mayores libertades democráticas la consigna de nacionalización de las industrias extranjeras explotadoras de petróleo y de mineral de hierro fue penetrando cada vez más profundamente en la opinión pública hasta ganar el apoyo de la gran mayoría de la población venezolana.

2.- El Fortalecimiento de la OPEP. El fortalecimiento de de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y su enorme poder y prestigio internacional constituía un soporte importante para las políticas nacionalistas de sus miembros en relación de la industria de hidrocarburos.

3.- La llamada crisis energética y la necesidad de desarrollar nuevas formas de energía en los países capitalistas desarrollados. Señalando que a partir de la década de los años veinte el petróleo comienza a avanzar, hasta constituirse en la fuente energética fundamental de la economía contemporánea. En efecto,  el consumo mundial de petróleo creció aceleradamente hasta que, a comienzos de la década de los setenta se puso en evidencia que de continuar tal desarrollo las fuentes mundiales conocidas tendrían a agotarse para dentro de 30 a 40 años. Tal constatación ha tenido múltiples consecuencias:

a.- Las compañías petroleras, comienzan a transformarse en compañías productoras de otras formas de energías: atómicas, solar, geotérmicas, vuelta al carbón, etc. Pero el desarrollo de esas nuevas formas de producir energía exigían grandes inversiones y, además requerían que subieran los precios del petróleo, pues mientras éstos se mantuvieran bajos no les era posible competir con los demás productores energéticos.

b.- La OPEP, vio en tal coyuntura la posibilidad de aumentar los precios del petróleo que suben de 1,92 dólares por barril en 1970 a 4,42 en 1973 y 14,35 en 1974. El alza de los precios del petróleo, sirvió tanto para las compañías petroleras como a los países productores.

c.- El alza de los precios del petróleo golpeó seriamente la economía de los países capitalista desarrollados, creando un clima político desfavorable para las compañías petroleras, en especial de los Estados Unidos.

4.- La nacionalización del petróleo en diversos países árabes. Toda esta favorable situación internacional creó un clima propicio a la nacionalización de la industria petrolera, en todo el mundo árabe donde se ubican las principales reservas  mundiales de hidrocarburos. En 1970 Argelia nacionaliza a todas las compañías no francesas. En 1971 y 1973 Libia sigue el mismo camino y, al igual que Siria e Irak en 1972, creando así un clima de presión nacionalista que pasa al Medio Oriente, donde la presencia soviética impedía que las compañías petroleras hicieran una efectiva política de enfrentamiento a los gobiernos que cada vez más presionados por la opinión pública en el sentido de la nacionalización. En tales condiciones, las empresas extranjeras se vieron obligadas a proponer diversas formas de asociación con los demás países petroleros árabes, lo que ponía en evidencia su debilidad frente al movimiento nacionalista.

Dentro de este cuadro inicia su gobierno Carlos Andrés Pérez y no es casual que su primer decreto presidencial fue nombrar una comisión de alto nivel para que estudiara y analizara las diversas alternativas para adelantar la Reversión de las concesiones petroleras antes de 1983, es decir, para que el Estado venezolano procediera a tomar para sí la operación directas de la industria petrolera.

En diciembre de 1974 dicha comisión presenta al Ejecutivo un proyecto de Ley de Nacionalización con el acuerdo de todos sus miembros a excepción del representante de Fedecámaras. Posteriormente el Ejecutivo Nacional introdujo al Congreso un nuevo proyecto donde según las palabras del Presidente de la República se hacía “solo una modificación de fondo” al proyecto de la comisión, la cual se refería al artículo 5º.

Dicha modificación autorizaba al Ejecutivo o a los entes de su propiedad encargados de todo lo relativo a la actividad petrolera a “celebrar convenios de asociación con entes privados con una participación que garantice el control por parte del Estado y con una duración determinada”.

Tal disposición fue atacada duramente por diversos sectores que consideraban que al facultar el Ejecutivo para asociarse con entes privados, nacionales o extranjeros, entre los cuales podían estar las antiguas compañías extranjeras concesionarias, se sancionaba una “nacionalización chucuta

“El Partido Movimiento al Socialismo fue el primero en rechazar la modificación del artículo 5º, pues en su nueva fórmula “abre la posibilidad de que, dentro de las nacionalización de la industria petrolera que va a tener lugar, los grandes capitales privados, extranjeros y nacionales tengan una participación importante en la propiedad de las empresas que se constituyen, en el poder de decisión sobre la economía del país y en las ganancias que se generen, las cuales como todo el mundo conoce, alcanzan grandes proporciones”.

El Partido Socialcristiano Copei, el 21 de abril de 1975, en declaración oficial rechazó la notificación del proyecto realizada por el Ejecutivo, alegando que “estos convenios de asociación con entes privados” constituyen lo que comúnmente se llaman “empresas Mixtas” que concurrirán a formarlos, habrían de ser necesariamente las propias empresas transnacionales y las empresas venezolanas, organizadas o en vías de organización, ávidas de participar en el jugoso negocio del petróleo.

Unión Republicana Democrática propuso una formula conciliatoria en el sentido de que la propia Ley especifique las áreas donde es permitido o deseable la creación de las empresas mixtas y que se excluyan  de las demás. El Partido Comunista y el MIR rechazaron también el cambio propuesto por el gobierno en el artículo 5º del proyecto original”.

 

 Después de un largo debate, los congresistas aprobaron el proyecto y el 29 de agosto de 1975 se convirtió en Ley Orgánica, cuando el Presidente Carlos Andrés Pérez puso el “ejecútese” a esta ley conocida como Ley de Nacionalización del Petróleo. Esta ley reserva al Estado Venezolano la exploración, explotación, manufactura, refinación, transporte y comercio del petróleo, asfalto y todo tipo de hidrocarburos. De esta manera el 31 de diciembre de 1.975 quedaron extinguidas las concesiones petroleras, anulado el derecho de realizar actividades de la industria petrolera a quienes se les había otorgado, las compañías trasnacionales.

El 1º de enero de 1976 en el pozo Zumaque nº 1 en el campo Mene Grande estado Zulia, donde comenzó la explotación petrolera, el Presidente Pérez proclamó ante el país la nacionalización de los hidrocarburos y entró en vigencia la ley. A partir de esta fecha, las propiedades, plantas y equipos entre otros aspectos de las compañías concesionarias extranjeras pasaron a ser pertenencias del Estado.

Fue la República de Venezuela la que desde ese momento y mediante un grupo de empresas de su propiedad, planifica, resuelve, financia, ejecuta y controla todas y cada una de las actividades de la industria petrolera. Dentro de las empresas que se crearon y quienes dirigen las operaciones del proceso petrolero están: Maraven, Corpoven, Lagoven, todas bajo la coordinación de PDVSA.

28 años más tarde, en enero del año 2003 inició la primera etapa de la que se llamó la “verdadera nacionalización petrolera” durante el mandato de Hugo Chávez, quien anunció que poco a poco se irían corrigiendo desviaciones y desactivando “mecanismos de dominación que fueron instalados desde hace mucho tiempo y todavía están allí. Y que se  comenzaría a desactivar para recuperar la Plena Soberanía Petrolera”.

Durante esta nueva etapa se rescataría la Soberanía Petrolera, con el propósito de deshacer “los entuertos heredados de aquella vieja Pdvsa entreguista, apátrida y controlada por intereses transnacionales”.

El 10 de octubre de 2004, durante el programa Aló Presidente transmitido desde la Refinería de Puerto la Cruz, el presidente de la República, Hugo Chávez, anunció un nuevo impulso a la política petrolera nacional para entrar en una fase de “plena soberanía petrolera”.

Luego de esto, el 26 febrero de 2007, se firmó el decreto 5.200, mediante el cual el Gobierno autorizó a Petróleos de Venezuela (Pdvsa) tomar el control total de la Faja Petrolífera del Orinoco.

Con respecto al tema, diversos personajes de la política nacional han opinado, que “en la década de los años 70, durante el primer gobierno de Carlos Andrés Pérez, no hubo ninguna nacionalización del petróleo, sino un acuerdo entre las élites nacionales e internacionales, para repartirse los dividendos de ese recurso”. Que eso fue un acuerdo entre las élites nacionales e internacionales, por eso Juan Pablo Pérez Alfonso la llamó la nacionalización chucuta, es decir una falsa nacionalización”.

Con estas dos visiones, cabe destacar  que  la nacionalización del petróleo fue uno de los hechos más importante en la historia venezolana, y sin importar quien la haya nacionalizado, lo importante es recordar que Venezuela es un país rico y bendecido con diversos recursos naturales, los cuales se deben explotar para así dejar de depender del llamado “oro negro”.

La Ley de Nacionalización del Petróleo

Al realizarse el debate en las Cámaras Legislativas el mencionado artículo 5º solo recibió los votos favorables de Acción Democrática y Cruzada Cívica Nacionalista, con los cuales fue aprobado. La Ley Orgánica que reserva al Estado la industria y el comercio de los hidrocarburos, posteriormente conocida como Ley de Nacionalización del Petróleo, fue finalmente aprobada el 29 de agosto de 1975.

Aún con su peligroso articulo 5º, la mencionada Ley representa un paso importantísimo en el proceso de rescate de nuestro petróleo para la Nación venezolana, pero a juicio de muchos sectores no constituye, de ninguna manera la culminación de ese proceso, pues todavía importantes aspectos del negocio petrolero continúan dominados por las compañías petroleras.

La nacionalización del petróleo no fue una decisión unilateral y totalmente soberana del Estado venezolano sino resultado de un proceso de negociación con las compañías petroleras en el cual se llegó a los siguientes  acuerdos:

1.- se pagó a las compañías extranjeras un total de 4.300 millones de bolívares por sus activos en el país, a pesar de que los mismos habían sido pagados varias veces con las utilidades que ellas habían adquirido.

2.- se firmaron contratos de comercialización con las compañías petroleras expropiadas que siguen siendo las que venden en el mercado mundial nuestra producción. Dado que en la comercialización se obtienen los más altos beneficios del negocio petrolero, la negociación no estará completa mientras no sea el propio Estado venezolano el que se encargue de la misma.

3.- Se firmaron “convenios de asistencia técnica” por medio de los cuales las antiguas compañías concesionarias extranjeras siguen “asesorando” a las empresas nacionalizadas mediante el pago de importantes cifras (700 millones de bolívares el primer año). Esa “asistencia técnica” permite a las empresas extranjeras influir de manera decisiva en la política de las compañías nacionalizadas, lo cual es inconveniente para el país, sobre todo porque los asesores son, al mismo tiempo, representante de las empresas extranjeras que compraban nuestro petróleo para comercializarlo en el mercado mundial.

4.- Entendemos la nacionalización de la industria petrolera como el control y dirección de la misma por parte de la Nación venezolana para poner la totalidad de sus beneficios al servicio de la satisfacción de las necesidades sociales de toda la población del país. Todavía no podemos decir que ello se haya logrado plenamente pues como se ha visto, ese control y dirección es compartido de hecho con empresas extranjeras y, por otra parte los beneficios de la industria petrolera están lejos de llegar hacia las grandes mayorías de la población venezolana. Por ello debemos seguir luchando hasta lograr alcanzar la meta de una autentica propiedad, control y usufructo de nuestro petróleo por parte de toda la Nación venezolana.

Creación de la OPEP

Creación de la OPEP

Fue un acto de reivindicación histórica ante el control que ejercía las compañías transnacionales en el negocio petrolero a expensas de los países productores.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) fue fundada en Bagdad (Irak) el 14 de septiembre de 1960 por cinco países productores de petróleo (Venezuela, Arabia Saudita, Iran, Irak y Kuwait),  a raíz de unos acuerdos previos establecidos en el I Congreso Petrolero Árabe realizado en El Cairo, (Egipto) a finales de enero de 1960  y por iniciativa del Gobierno de Venezuela presidido por Rómulo Betancourt, el entonces ministro de Minas e Hidrocarburos venezolano Juan Pablo Pérez Alfonzo y el ministro de Petróleo y Recursos Minerales de Arabia Saudita, Abdullah al-Tariki. Alfonzo señaló que era necesario un “instrumento de defensa de los precios para evitar el despilfarro económico del petróleo que se agota sin posibilidad de renovarse”. Posteriormente se integraron otros miembros.

La OPEP es una organización reconocida  y registrada desde el 6 de noviembre de 1962 por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), gracias a la resolución número 6.363. La OPEP tuvo su sede en Ginebra (Suiza) entre 1960 y 1965, y después trasladó su sede a Viena (Austria), gracias a las facilidades que otorgó ese gobierno.

Los estatutos de la OPEP dicen que su objetivo es coordinar y unificar las políticas petroleras entre los países miembros, con el fin de garantizar unos precios justos y estables para los productores de petróleo, el abastecimiento eficiente, económico y regular de petróleo a los países consumidores y un rendimiento justo del capital de los inversores.

Los países miembros lograron un significativo aumento del precio del petróleo, sobre todo en los años 1973, 1974 y 1979, y una mayor participación y control sobre la explotación realizada en sus territorios.

Los países de la OPEP cuentan con una población de alrededor de 560 millones de habitantes.

A comienzos del año de 2007 el gobierno de Ecuador anunció la posibilidad de regresar a la organización, hecho que se materializó finalmente en noviembre de ese mismo año.

La OPEP vivió su primera ampliación en 30 años en enero de 2007 cuando Angola se convirtió de forma oficial en el duodécimo socio del grupo, tras pedir su ingreso en la reunión de la OPEP en Abuya (Nigeria) de diciembre de 2006 y haber sondeado al grupo en la reunión de Caracas (Venezuela) de ese mismo año.

Otros países productores de petróleo, aunque no son integrantes de la OPEP, como SudánMéxicoNoruegaRusia,KazajistánOmán y Egipto, participan regularmente como observadores en las reuniones ordinarias del grupo.

Países que actualmente integran la OPEP:

Angola , Arabia Saudita , Argelia , Ecuador , Emiratos Árabes Unidos , Indonesia ,Libia ,Nigeria ,Irán ,Iraq ,Kuwait ,Qatar  y Venezuela.

Últimas Concesiones 1956 – 1957

Ultimas concesiones 1956- 1957

El 26 de septiembre de 1945 se cierra el ciclo de otorgamiento de concesiones prometido junto con la promulgación de la Ley de Hidrocarburos de 1943. Para ese entonces se habían entregado 6,5 millones de hectáreas, representando una superficie mayor a la que tenían las compañías antes de la aprobación de la Ley en 1943.  Pero durante el régimen Pérez Jimenista, específicamente en los años 1956 y 1957, se otorgaron nuevas concesiones a las compañías petroleras internacionales, de acuerdo a la ley de Hidrocarburos de 1943.

Según este instrumento legal las empresas que recibían concesiones tenían derecho a explotar durante cuarenta años los recursos de hidrocarburos que se encontraron en el área asignada, pagándole al Estado unos impuestos  especiales, aparte del impuesto sobre la renta por los ingresos que obtuvieron la empresa concesionaria.

Una vez decidido el otorgamiento de nuevas concesiones, las empresas petroleras recibieron en el lapso 1956-1957 un total de 823.143 hectáreas para ser exploradas y explotadas, resultando las del Lago de Maracaibo las más productivas.

Por su parte, el gobierno de Pérez Jiménez percibió en esos mismos años por concepto de impuesto de exploración, e inicial de explotación un monto de Bs. 3.116 millones, pagados por las empresas Creole, Shell y Mene Grande, así como por diez compañías petroleras internacionales adicionales.

Ley de Hidrocarburos de 1943

Ley de Hidrocarburos de 1943 

La Ley de Hidrocarburos de 1943 fue un instrumento jurídico- político de gran valía para el contexto histórico, político y socio-económico, en que fue concebida; y que pudo trascender en el tiempo como uno de los elementos integradores de la evolución jurídica y política del aprovechamiento de los Hidrocarburos en Venezuela.

 En ese sentido, se puede mencionar algunos aspectos relevantes:

  • El fin último o espíritu de la Ley, era darle un marco de acción al Estado en el mejor aprovechamiento de las regalías petroleras,para así cumplir con los fines establecidos por el Estado en mayores ingresos y distribución de la misma, a la sociedad, en su desarrollo económico y político.

  • Fue un elemento complementario de la Ley del Impuesto Sobre la Renta en la Ley de Hidrocarburos de 1943 se establece el conocido fifty-fifty; era la repartición equitativa de los ingresos petroleros entre el Estado y las Concesionarias.

  • En términos políticos, con la promulgación de esta Ley, se pretendía darle más herramientas, instrumentos al Estado Venezolano en la consolidación de sus potestades, para así incidir eficazmente en la sociedad; con lo cual mayor y mejor manejo de los ingresos petroleros beneficiaría las funciones del Estado y a los ciudadanos.

  • Se establecieron marcos de terminación de las concesiones más cortas, en comparación con normativas legales anteriores, se planteaba para un futuro que el Estado Venezolano operara las actividades petroleras. Las concesiones tenían el término de 40 años. Instauración del proceso de Refinación en el país.

Con la Ley de Hidrocarburos de 1943 se logró por primera vez establecer en el país un régimen único y uniforme para todas las concesiones de hidrocarburos, tanto para las otorgadas con anterioridad, como las que se concederían posteriormente, mediante el mecanismo de la  conversión. Estableció la posibilidad legal de que los antiguos títulos o contratos fuesen convertidos en nuevos títulos, libres de todo defecto y quedando los anteriores sin vigencia.

Con esto los concesionarios se acogían a la nueva legislación, con sus mayores cargas impositivas, pero el gobierno renunciaba a cualquier reclamo originado por la situación anterior. La duración de todas las concesiones de explotación, las nuevas y las convertidas, se estableció en 40 años contados a partir de esa fecha, es decir, el vencimiento se pospuso para el año 1983, aun cuando algunas de las viejas concesiones estaban ya próximas a su fecha de vencimiento.

El Presidente Isaías Medina Angarita lidera entonces la reforma impositiva de 1943, lleva a cabo concentraciones populares en todo el país y visita campos petroleros y sedes sindicales y advierte que si no se llegar a producir un acuerdo con estas empresas, la nación decidirá de manera unilateral. Finalmente las compañías “cedieron” y como resultado de las negociaciones se alcanzaron los siguientes compromisos:

  • Las empresas aceptaron someterse a las condiciones establecidas por la Nueva Ley de Hidrocarburos.

  • Se reconoció la soberanía impositiva de la Nación frente a las transnacionales.

  • La regalía que antes se ubicaba en 9% ascendió a 16 2/3%.La tasa de Impuesto Sobre La Renta para la actividad petrolera aumentó a 12%, con lo que, aunado al porcentaje establecido para la regalía y a la aplicación de otros impuestos, el Estado garantizaba 60% de los beneficios obtenidos por la explotación del petróleo.

  • Se fijaron precios mínimos para el cálculo del pago de la regalía.

  • Se obligó a las compañías a construir refinerías en territorio nacional entre 1945 y 1950.