Gobierno Constitucional del Presidente Carlos Soublette (1837-1839)

7.- Gobierno Constitucional del Presidente Carlos Soublette (1837-1839)

Carlos Soublette fue escogido por el Congreso Nacional para completar el mandato que debió terminar el Dr. Vargas. El General Carlos Soublette estaba en España y demoró su regreso por algunos meses. Por ello, fue escogido para cumplir una administración provisional hasta tanto llegase al país el Presidente Soublette, el general José María Carreño.

El corto gobierno cumplido por este magistrado se caracterizó por su atención a los aspectos de la educación venezolana. Muchos Colegios Nacionales se establecieron en las capitales de las Provincias.

Carreño, que había tomado posesión el 20 de enero de 1837, entregó la presidencia de la República al general Soublette, llegando de España, el 20 de mayo del mismo año.

El Presidente Soublette, al tomar posesión del alto cargo, empezó a desplegar una política tendiente al logro de la paz y de la armonía entre los venezolanos; sin embargo, el partido conservador, su más grande opositor, le acarreó numerosos problemas.

En la gestión de Soublette se destaca, el reconocimiento que hizo a la memoria del Libertador el día 5 de julio de 1838, lo que le trajo numerosas críticas, por el ambiente antibolivariano que se respiraba en la época. Soublette mantuvo su posición en acto de justiciero reconocimiento al héroe que nos diera la libertad.

De esta época es el alzamiento de Francisco Farfán quien, apoyado por Santiago Mariño, desde Haití, se rebeló contra el gobierno, pidiendo que se reformase la Constitución, según los puntos que él iba a recomendar.

El general Páez salió entonces en defensa del gobierno constitucional y derrotó a los alzados en San Juan de Payara el 26 de abril de 1837. Los alzados huyeron a la Nueva Granada.

Finalizando el año 1838, se procedió al nuevo proceso eleccionario, para escoger al Presidente de la República.

La situación política del país era una lucha sorda pero efectiva contra las posiciones gubernamentales. Pero esta lucha no venia del campo enemigo, como era de esperar, sino que surgía de la misma masa política que apoyaba al Gobierno.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s