Comercio Colonial En Venezuela

El comercio colonial es la transacción comercial que llevaba a cabo la metrópolis con las colonias y el objetivo principal era captar la producción de las minas de metales preciosos, oro y plata.

La vida económica venezolana en la Colonia, dependiendo de su producción agropecuaria y del intercambio con mercancías importadas, se mantuvo dentro de las limitaciones de una economía natural, con poco margen para el comercio, y sujeta, además, a prohibiciones y restricciones que determinaron un desarrollo lento y penoso de la economía.

Inicialmente el comercio fue de trueque: los españoles intercambiaban con los indios baratijas por muestras de oro. Luego fueron usadas las perlas como moneda. Después se utilizó la moneda – lienzo, que era una tela especial que se elaboraba bajo ciertas normas establecidas por las autoridades para que sirviera como dinero. Posteriormente a lo largo de la Colonia fueron usadas las diversas monedas provenientes de España, como el maravedí, el peso y el real.

Hasta finales del siglo XVIII la reglamentación de las actividades comerciales impuesta por España a sus colonias  estuvieron supeditadas a las normas del mercantilismo, doctrina económica que sostenía la tesis de la protección y la monopolización de la economía nacional por parte del Estado.

España impedía el comercio de sus colonias con otras de otros imperios, e igualmente de esas colonias entre sí. Igualmente, el transporte de los productos, debía ser hecho en barcos españoles. No había comercio directo de una colonia con otra, sino a través de España, quien de esta manera ejercía el monopolio comercial, característico de los países mercantilistas. A cambio de estos productos se traían víveres, loza, vinos, sedas, plata y oro amonedado, esclavos y una gran variedad de artículos manufacturados.

Desde un principio el monopolio funcionó mal, y su deterioro se fue agravando por una serie de razones que sería largo explicar: Insuficiencia de la industria española para atender la demanda americana, imposibilidad de vigilar debidamente tan vastos espacios, corrupción administrativa, etc.

El comercio se realizaba por algunos puertos venezolanos habilitados para el tráfico, divididos al efecto en puertos mayores (La guaira y Puerto Cabello), y puertos menores (Maracaibo, Cumaná, Pampatar, Caraballeda, y Santo Tomé de Guayana). En los primeros se pagaban todos los impuestos; en los puertos menores se rebajaban algunos derechos y a veces sólo se cobraban los impuestos municipales.

El comercio colonial debe verse desde diferentes ángulos de operación, en función de la importancia, las restricciones y las operaciones que se derivaban del mismo. Tenemos en consecuencia:

  • El Comercio con España
  • El Comercio con las Islas Canarias
  • El Comercio con México
  • El Comercio con otras Colonias Españolas
  • El Comercio con las Colonias Extranjeras
  • El Comercio Interno

En Síntesis España centro su política económica en dos principios:

  1. El Metalismo
  2. La Obtención de Colonias

Para ello estimuló y promovió la explotación de metales preciosos y estableció el monopolio comercial, dentro de la cual las colonias debían cumplir doble papel:

a)     Suministrar los bienes que fortalecerían la economía europea.
b)     Servir de mercados consumidores de parte del excedente de su producción.

About these ads

2 Respuestas a “Comercio Colonial En Venezuela

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s